miércoles, 9 de septiembre de 2015

Refrescos azucarados, colas y similares: VENENO

(ya lo hemos advertido y denunciado hasta la saciedad...)

Este veneno destroza los huesos. Y lo bebemos todos ¡algunos a diario!













¿Qué pasa realmente en tu organismo cuando bebes un refresco de cola?

Probablemente la gente no se pare a pensarlo, pero lo cierto es que esta gaseosa
bebida tiene una gran influencia en nuestro cuerpo.

El farmacéutico Dr. West Conner ha hecho un resumen al respecto en su blog:


1. Primeros 10 minutos


Aproximadamente unas 10 cucharadas de azúcar entran en tu organismo (un 100% 
del consumo diario recomendado de azúcar). Esta enorme cantidad de azúcar impide
que en ese momento vomites, ya que el ácido fosfórico cubre el sabor.

2. 20 minutos


Tu nivel de azúcar en sangre se dispara e inmediatamente se libera insulina. Tu hígado 
empieza a funcionar instantáneamente y convierte los azúcares disponibles en grasa.

3. 40 minutos


Después de 40 minutos, el cuerpo absorbe toda la cafeína de la cola. Tus pupilas 
empiezan a dilatarse, la presión sanguínea se eleva y como respuesta, tu hígado envía
más azúcar a tu circulación sanguínea. Los receptores de adenosina de tu cerebro han
sido bloqueados, lo que provocará que ya no sufras cansancio.

4. 45 minutos


Tu cuerpo expulsa aún más dopamina, lo que estimula el área del cerebro que 
regula el placer. La heroína funciona de la misma forma.

5. 60 minutos


El ácido fosfórico se une al calcio, magnesio y zinc en el tracto distal y vuelve 
a acelerar tu metabolismo. Esto se verá reforzado por la alta dosis de azúcar y los
edulcorantes artificiales, que fuerzan la expulsión del calcio a través de la orina.

6. 60 minutos

En este momento se hacen patentes las facultades de la cafeína (lo que, en otras 
palabras, significa que tendrás que ir al baño). Ahora con seguridad expulsarás todo el
calcio, magnesio y zinc que eran necesarios para tus huesos, además de sodio,
electrolitos y agua.


7. 60 minutos



Cuando, finalmente,  la euforia se pasa, viene la hipoglucemia, que provoca 
irritabilidad y cansancio. Ahora ya te has deshecho de toda el agua que contenía el
refresco, aunque no sin antes dotarla de sustancias esenciales para tu cuerpo. 
Estas hubieran proporcionado agua a tu metabolismo y fortalecido tus huesos y 
dientes. Además, las posibilidades de que padezcas diabetes y que  tengas que utilizar
una bomba de insulina como la dela foto durante toda tu vida habrán aumentado.


Mucha gente no tiene ni idea de las consecuencias que tiene para su organismo beber
refresco de cola. Por ello es importante que esta información llegue a tanta gente como
sea posible, así que compártela con todos tus conocidos.

No hay comentarios: