martes, 24 de diciembre de 2013

NICOTINA: otro veneno oculto

La nicotina es un alcaloide derivado de la ornitina que se encuentra en las plantas del genero Nicotiana sp. con alta concentración en sus hojas. Constituye cerca del 5% del peso de la planta. La nicotina debe su nombre a Jean Nicot, quien introdujo el tabaco en Francia en 1560. Se sintetiza en las zonas de mayor actividad de las raíces de las plantas del tabaco y es trasportada por la savia a las hojas verdes. El depósito se realiza en forma de sales de ácidos orgánicos.
Es un potente veneno e incluso se usa en múltiples insecticidas (fumigantes para invernaderos). En bajas concentraciones, la sustancia es un estimulante y es uno de los principales factores de adicción al tabaco. Es soluble en agua y polar.

La molécula alcanza pronto el cerebro del consumidor. Entre diez a sesenta segundos después de inhalada, la nicotina atraviesa la barrera hematoencefálica y penetra en el cerebro.

Cuando no se inhala el humo, la nicotina se absorbe más lentamente a través de las membranas mucosas de la boca.

De las aproximadamente 3000 sustancias que contiene un cigarrillo, solo la nicotina crea dependencia. Su efecto es funesto en el segmento ventral del mesencéfalo y en el nucleus accumbens del prosencéfalo, en las áreas que forman parte del sistema de recompensa. La nicotina se vincula aquí a los receptores nicotínicos de la acetilcolina (nAChR) de las neuronas. Iimita al neurotransmisor acetilcolina, que suele acoplarse a esas proteínas canaliculares y, de ese modo, provoca que las neuronas liberen abundante dopamina.
La causa de que la nicotina cree adicción está en que, aunque inicialmente las neuronas gabaérgicas a las que se acopla liberan el neurotransmisor ácido gammaaminobutírico (GABA) que estimula la liberación de dopamina en las neuronas vecinas, si aquellas son sobreexcitadas por la nicotina, la secreción de dopamina se limita.
La consecuencia de lo anterior a largo plazo es que las células adaptan su bioquímica. Esto ocurre en dos fases: primero aumenta el número de receptores de nicotina, por lo que aumenta la secreción de dopamina; sin embargo, con el tiempo las neuronas reaccionan de forma menos inmediata a la nicotina, por lo que las necesidades de ingerir mayores cantidades aumentan.

Los efectos de la nicotina en el hombre dependen de la dosis, pudiendo comportarse como un estimulante o como un bloqueante de la transmisión nerviosa ganglionar.

Debido a su capacidad adictógena, el adicto habitual tiende a mantener los niveles sanguíneos de nicotina relativamente constantes; cuando estos niveles disminuyen el adicto siente la necesidad de recibir más cantidad. Si no la satisface puede llegar a desarrollar estados de irritabilidad, nerviosismo, falta de concentración, etc. Normalmente estos efectos remiten volviendo a recibir la dosis. 

El uso de la nicotina puede tener muchos efectos diferentes en el cuerpo: 

Disminuye el apetito (por esta razón, el temor a aumentar de peso afecta la buena disposición de algunas personas para dejar su uso).

Estimula el estado anímico y puede incluso aliviar la depresión menor. Muchas personas experimentarán una sensación de bienestar.

Incrementa la actividad intestinal.

Crea más saliva y flema.

Incrementa la frecuencia cardíaca alrededor de 10 a 20 latidos por minuto.

Incrementa la presión arterial a 5 a 10 mmHg.

Puede causar sudoración, náuseas y diarrea.

Estimula la memoria y la vigilia. Las personas que con frecuencia ingieren nicotina dependen de ella para ayudarlos a cumplir ciertas tareas y desempeñarse bien.
Usted puede notar síntomas de abstinencia de nicotina al cabo de 2 a 3 horas después del último consumo. 
Las personas que ingieren mayor cantidd de nicotina al día son más propensas a tener síntomas de abstinencia. Para aquéllos que están dejando de fumar, los síntomas alcanzan su pico máximo aproximadamente de 2 a 3 días después. Los síntomas comunes abarcan:

Un deseo vehemente de nicotina

Ansiedad

Depresión

Somnolencia y problemas para dormir, al igual que malos sueños y pesadillas
Sentir tensión, inquietud o frustración

Dolores de cabeza
Incremento del apetito y aumento de peso

Dificultad para concentrarse 

Fuentes:

-Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.
Institutos Nacionales de la Salud
-Minna, John D. Exposición a la nicotina y expresión de las células bronquiales epiteliales del receptor nicotínico de acetilcolina en la patogénesis del cáncer de pulmón.
-West, Kip A., et al. La rápida activación de Akt, por la nicotina. 
-NIDA Serie de Informes de Investigación sobre la Nicotina, publicados bajo dominio público

No hay comentarios: