viernes, 13 de septiembre de 2013

Datos Sobre el REVIDOX (y 2)


El anterior post Datos sobre el REVIDOX (1) estaba dedicado a uno de los productos que más cuota de mercado han alcanzado en farmacias, parafarmacias, herbolarios y centros similares, el Revidox. En aquella entrada demostré que, a pesar de que hay gente que atribuye las supuestas propiedades saludables de dicho producto al resveratrol o al Stilvid® (mezcla de polifenoles enriquecida en resveratrol), la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) solamente ha informado positivamente acerca de un ingrediente del Revidox del que poco se habla, el selenio… mineral que podemos encontrar a altas concentraciones en infinidad de productos de consumo diario.
sinc
Tras contemplar algunas reacciones a dicho post mi corazón ha sufrido más de lo debido, por lo que rápidamente recordé una noticia que había leído semanas atrás: el  CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) había presentado en sociedad uncomplemento alimenticio que reduce en un 57% once marcadores de riesgo cardiovascular. Por ello, y con más miedo que vergüenza, decidí acercarme a la farmacia más cercana para comprar dicho complemento… y en ese momento ocurrió algo que jamás hubiese esperado.
En el mismo escaparate donde semanas antes se podían observar cajas y cajas de Revidox con la palabra Stilvid® por todos sitios proclamando su capacidad para “Ralentizar el envejecimiento celular”,  ahora estaba viendo un nuevo complemento alimenticio. Su nombre ¨Stilvid Cardio”… su eslogan “Contribuye al normal funcionamiento del corazón”. Tardé en asumirlo. De nuevo el Stilvid® y los laboratorios Actafarma volvían a aparecer en escena… y yo, que como ustedes saben entro a todos los trapos, no pude resistirme a analizar el segundo miembro de la saga Stilvid® para saber cuál de sus ingredientes podía contribuir al normal funcionamiento de mi corazón.
escaparate
Saben ustedes que un servidor es fiel defensor de que las empresas envíen sus nuevos complementos alimenticios a la EFSA para ser evaluados en su conjunto y soy muy critico con aquella estrategia (legal), basada en introducir ingredientes individuales ya aprobados previamente por dicho estamento, de forma que no sea necesario enviar ninguna documentación que demuestre la efectividad del producto comercializado.
Aunque dicha estrategia es la más seguida por las empresas para evitar informes negativos, busqué en la página web de la EFSA algún informe favorable sobre “Stilvid Cardio”… pero no, ni favorable ni desfavorable. Este complemento alimenticio, a pesar de que vuelve a estar el CSIC implicado, no ha sido evaluado por el máximo organismo europeo en materia de alimentación. Por ello el siguiente paso en mi investigación fue el mismo que di hace unos días con el Revidox: comprobar la efectividad de cada uno de sus tres ingredientes: Stilvid®, hidroxitirosol y tiamina.
En el primer post de esta serie les comenté que la EFSA no había emitido ningún dictamen sobre la efectividad del Stilvid® ni sobre el envejecimiento celular ni sobre nada… por lo que tampoco hay dictamen positivo sobre su capacidad para contribuir al normal funcionamiento del corazón. Sigamos.
hidroxitirosolEl segundo paso consistió en averiguar si el hidroxitirosol tiene alguna relación con el corazón. Este compuesto es un orto-difenol con una importante actividad biológica que se encuentra en la naturaleza en la aceituna y en el aceite de oliva virgen extra bien en forma libre o en forma de éster, contribuyendo en un 70 a un 80% a la fracción fenólica total.
En los últimos tiempos son muchas las propiedades que se le han atribuido al hidroxitirosol pero…¿qué dice la EFSA sobre este producto? Según se puede leer en estedocumento esta molécula tiene informes negativos acerca de su capacidad para mantener las concentraciones de colesterol en sangre o para controlar la presión arterial. Tampoco tiene informes positivos sobre su efectividad para reducir las inflamaciones, contribuir a las defensas del organismo o ayudar al funcionamiento del tracto gastrointestinal.
Eso sí, según la EFSA un aceite de oliva que contenga un mínimo de 5 mg de hidroxitirosol y sus derivados por cada 20 g de aceite de oliva sí que contribuye a la protección de los lípidos de la sangre frente al daño oxidativo. Sin embargo, el Panel de Expertos en Nutrición, Alergias y Dietéticos de la EFSA deja bien claro en dicho informe que estas cantidades de polifenoles pueden alcanzarse fácilmente a través de una dieta equilibrada que lleve una moderada cantidad de aceite de oliva por lo que no es necesario consumirlos mediante suplementos alimenticios. Sin embargo… ¿dice algo la EFSA acerca de la contribución del hidroxitirosol al normal funcionamiento del corazón?No…pues entonces solamente nos queda un ingrediente del Stilvid® Cardio por evaluar: la tiamina.
18099Por si ustedes no lo saben con el nombre detiamina se conoce a la Vitamina B1, una molécula que consta de 2 estructuras cíclicas orgánicas interconectadas: un anillo pirimidina con un grupo amino y un anillo tiazol azufrado unido a la pirimidina por un puente metileno. Pues bien, según la EFSA, cualquier alimento que lleve más del 15% de la CDR de tiamina (concretamente 0.165 mg) puede anunciar en su publicidad que contribuye al metabolismo energético normal, al funcionamiento normal del sistema nervioso, a la función psicológica normal y… ¡¡al funcionamiento normal del corazón!!. Lo tenemos. La vitamina B1 es el único ingrediente del Stilvid® Cardio que tiene permitida la health claim tan anhelada.
¿Y esta vitamina es tan difícil encontrar a concentraciones por encima de esos 0.165 mg que permiten a los alimentos que la contienen publicitar que contribuyen al funcionamiento normal del corazón? Ni mucho menos. En la siguiente tabla pueden observar algunos alimentos ricos en Vitamina B1 entre los que destacan la carne magra de cerdo, el lomo embuchado, los pistachos, las chuletas de cerdo, las habas secas, las avellanas, el maíz, la mortadela… todos ellos con una concentración de esta vitamina por 100 gr. de porción comestible del producto muy por encima del límite inferior que exige la ley para decir que ayuda al funcionamiento normal del corazón.
Permítanme una licencia. De entre todos ellos hay uno que, debido a mis gustos personales, me gustaría destacar: el jamón serrano. Una operación matemática no muy exigente nos indica que en 100 gr. de este exquisito manjar hay casi 5 veces más de la cantidad de Vitamina B1 necesaria para ayudar a nuestro corazón… lo que han leído.
Captura de pantalla 2013-09-11 a la(s) 20.41.56
Yo no sé a ustedes pero a mí todo esto me parece grave… por no llamarlo de otra forma. Veamos. Por un lado tenemos un producto, el Revidox, que publicita que ayuda a ralentizar el envejecimiento celular y en cuya composición encontramos Stilvid®, extracto de granada y selenio. Por otra parte tenemos un segundo producto, StilvidCardio, que  promete ayudar al funcionamiento normal del corazón, y que contiene Stilvid®, hidroxitirosol y vitamina B1. Hasta ahí todo correcto…pero ahora llega el momento de plantearnos cuatro preguntas y formular cuatro posibles respuestas.
Primera: Si fuese el Stilvid® (ingrediente común en ambos) el responsable de las dos alegaciones saludables… ¿no podrían publicitar ambos productos que tienen capacidad tanto para ralentizar el envejecimiento celular como para ayudar al funcionamiento del corazón? Pues sí ¿Y por qué no lo hacen? Posible respuesta (opinión personal): porque los verdaderos responsables son el selenio y la vitamina B1, nutrientes que se encuentran en el Revidox y en el Stilvid Cardio, pero no en ambos simultáneamente… blanco y en botella.
Segunda: ¿Si estos dos productos no contuviesen Stilvid® en su formulación podría seguir publicitando que sirven para ralentizar el envejecimiento celular y ayudar al funcionamiento normal del corazón? Sí.
Publicidad empleada en Stilvid Cardio
Publicidad empleada en Stilvid Cardio
Tercera: ¿Por qué no nos dejamos de zarandajas y mandamos los dos productos al Panel de Expertos en Nutrición, Alergias y Dietéticos de la EFSA para que dictaminen acerca de su funcionalidad? Posible respuesta (opinión personal): ante el riesgo de un dictamen negativo introduzco los ingredientes aceptados y me escapo de cualquier tipo de evaluación.
Cuarta: En el post anterior confesé que no sabía la razón por la que en el libro “Revidox Confidencial” no se cita al selenio (único ingrediente del Revidox aprobado por la EFSA) en ningún sitio. Pues bien, ¿alguien me puede explicar por qué en el siguiente vídeo correspondiente a la presentación del Stilvid Cardio en sociedad ninguno de los participantes nombra la palabra Vitamina B1 y solamente se habla de la vid, el aceite de oliva y la “quinta esencia” de la dieta mediterránea? ¿Es casualidad que a todos se les olvidase citar a la única responsable de la health claim relacionada con el funcionamiento del corazón? ¿Curioso no? Posible respuesta: imagínensela ustedes.


Pero por si faltaba poco hay quien dice que dentro de poco aparecerá un nuevo complemento alimenticio cuya finalidad será ayudar al sistema inmunitario… y a mi me da la impresión, desgraciadamente, que la estrategia será la misma: mantienen el ingrediente que interese y por el que el consumidor paga una cantidad considerable de dinero aunque no tenga el aval de la EFSA, quitan la vitamina B1 y añaden cualquier micronutriente de los que tienen aprobada la health claim del sistema inmunitario.
Entre esos nutrientes que cuentan con un dictamen favorable para ayudar al sistema inmunitario y que podríamos añadir a un nuevo miembro de esta saga tenemos al cobre, ácido fólico, hierro, vitamina A, vitamina B12, vitamina C, vitamina D, Zinc y, mi dos grandes apuestas: el selenio (bastaría con cambiar el formato del envase del Revidox) y la vitamina B6
actimel
Queridos lectores, esto es un despropósito. Sinceramente espero equivocarme y me gustaría pensar que esta estrategia de desarrollo de toda una saga de nuevos productos, basada en ir añadiendo y suprimiendo vitaminas y minerales que permitan publicitar decenas de eslogan publicitarios con el mensaje científico de fondo, está próxima a su fin.
Recientes encuestas muestran como la sociedad tiene en gran estima a la ciencia y al científico. Por favor, no sigamos abusando de esa confianza para emplear jerga científica en los complementos alimenticios intentando ganar cuota de mercado. Seamos rigurosos o al final esa confianza que la sociedad tiene en la ciencia y en el científico se vendrá abajo…. y eso es lo peor que nos puede pasar.
rigorComo les he comentado otras veces el único objetivo de este tipo de posts es, por una parte, denunciar el mal uso de la ciencia que se hace por parte de determinados colectivos y, por otra, proporcionar al consumidor toda la información científica necesaria para que la elección de sus productos esté basada en el rigor científico y no en otras estrategias que, a mi personalmente, no me parecen las más correctas desde el punto de vista ético…por muy legales que sean.
A pesar de todo lo expuesto no me gustaría que se quedasen con mal sabor de boca tras esta intensa semana. Tras lo expuesto en estos dos posts que componen la serie dedicada a los productos de Actafarma Revidox y Stilvid Cardio, mi recomendación no puede ser otra que la que van a leer a continuación.
Tómense una buena ensalada con atún que les proporcione la cantidad de selenio necesaria para poder presumir ni más ni menos que de las 7 health claims expuestas en el post publicado hace unos días en este blog acerca del Revidox. A continuación no duden en zamparse una buena turolense con jamón y aceite de oliva que le permita presumir de mantener su corazón en condiciones gracias a ese jamón que me chifla y, ya que le hemos añadido el preciado oro líquido procedente de la aceituna al bocata, proclamen también a los cuatro vientos que sus lípidos de la sangre están protegidos frente al daño oxidativo… con un par.
IMG_5294
(C)Copyright SCIENTIA

No hay comentarios: