lunes, 29 de abril de 2013

El teflón, otro veneno más (y van...)


Cocina con sartenes ecológicas, evita el teflón y otros tóxicos


Sabía que las sartenes con aluminio y de teflón no eran demasiado buenas para la salud por las partículas y gases que van soltando… no obstante, no le hice demasiado caso. La cuestión es que un día miré con detenimiento la sartén, y vi que saltaban minipartículas de teflón que luego se mezclaban con los alimentos… ese día la sartén se fue de cabeza al container y me compré una sartén como las que se muestran en esta imagen; en concreto la de color verde por sólo 34€ en el Véritas de Barcelona. Y pensar que me estaba comiendo el Teflón! Por Dios! A día de hoy estoy encantado con esa sartén. Lo único importante es cuidarla, no limpiarla con  un estropajo para no rayarla, siempre con algo suave.
Como parte del despertar de conciencia, hasta la sartén es importante, algo que parece tan inofensivo y nimio, pues no! ¿Y por qué no? Pues por lo siguiente, razón suficiente para tirarlas todas e incluso denunciarlo: produce diferentes tipos de cáncer (hepático y testicular), nacimientos defectuosos, daños en el hígado, reducción de peso en los recién nacidos, supresión del sistema inmunológico, reducción de la actividad física, problemas de memoria y disminución del coeficiente intelectual (o sea, te vuelve tonto).
¿Y cómo puede ser que se sigan vendiendo alrededor del mundo millones de sartenes con Teflón cuando se sabe que es tóxico? Buena pregunta! Pues mucho me temo que la respuesta es más de lo mismo…. ¿quién tiene la patente del Teflón y quién lo vende?

Quien lo comercializa y tiene la patente es la empresa Du Pont, de la familia con el mismo nombre. Dupont, laFamilia Dupontdinastía más rica de Estados Unidos, gestiona una red de empresas de todo el mundo desde su base en Delaware, un estado que está controlado por la familia. Es interesante saber que esta familia, pertenece a una de las 13 familias Illuminati… entre las de los Rothschild, Harriman, Russel, Windsor, o Rockefeller. Como no, nuestros amigos los illuminati una vez más, y como ya sabemos que generalmente no velan por nuestra seguridad ni bienestar, pues no iban a ser menos en este caso, ellos tienen que seguir su tónica, la de tocar los c…es para ver si nos despertamos de una vez. ¿Qué cosa tan insignificante verdad? Pues hasta el más mínimo detalle está pensado, algo que utilizamos cada día, como mínimo una vez…igual que con la pasta de dientes y el flúor, como mínimo una dosis letal al día no hace daño a nadie, sólo con el tiempo se ven sus efectos. Con las sartenes igual!

DuPont y El Teflón

Muchas de  los sartenes, ollas, freidoras y diversos tipos de artículos que se utilizan en las cocinas de casas y restaurantes, utilizan este material no sólo como recubrimiento, también como elemento importante de su fórmula.  ¿Pero qué es?Teflón es una sustancia antiadherente que fue creada en 1938 por el químico Roy Plunkett. El teflón es un polímero que está formado por una de las cadenas más largas que se conocen. Mientras Du Pont exploraba las posibilidades del material inventado por Roy Plunkett, decidió mantener su existencia en secreto. Llegó el día en que se decidió utilizarlo por primera vez; el propósito era aislar elementos tóxicos en el llamado “Proyecto Manhattan” donde un equipo técnico y científico trabajaba en el desarrollo de bombas atómicas.

En 1945 Du Pont registró el nombre y la patente del teflón, dejando a su inventor responsabilidades mayores dentro de  la empresa. Tras concluir la Segunda Guerra Mundial, se mejoraron los métodos para producir el material en grandes cantidades y a un bajo costo. Asimismo, comenzaron a aparecer los primeros objetos que lo incluían, pero en esas primeras versiones el recubrimiento se rayaba con facilidad. Para solucionar el problema se probó unir el teflón al metal y la idea tuvo éxito. En adelante, su uso se difundió; aunque los fabricantes no comenzaron a hacer las sartenes y ollas antiadherentes hasta la década de los sesenta. Hoy en día se venden por millones en todos los países del mundo.
“El teflón es un politetrafluoretileno o PTFE que inventó la multinacional DuPont (hay más fabricantes con otros nombres comerciales). Es unamezcla de polímeros sintéticos conocidos como PFCs  (los polímeros perfluorinados) que están catalogados comoCompuestos Orgánicos Persistentes, que quiere decir que se acumulan en el medio y en el cuerpo de los seres vivos (no los eliminamos).
Uno de los PFCs que se utiliza para fabricar teflón es el PFOA (ácido perfluorooctanoico), que en  pruebas de laboratorio ha resultado tóxico para los animales. La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (*EPA) lo cataloga como posible cancerígeno.
Hay mucha controversia sobre si los recubrimientos de teflón son una fuente de PFOA para los humanos pero sí que parece que hay consenso en decir que las sartenes pueden liberar PFOA a temperaturas muy altas y DuPont mismo recomienda no pasar de los 260ºC, una temperatura que se puede sobrepasar cuando se deja la sartén al fuego sin nada encima, en pocos minutos según algunas fuentes”


Bien, ahora ya sabemos que nos intoxican con el teflón, las sartenes y demás utensilios, y entonces, ¿qué hago?

http://www.ekoideas.com/images/26_3_ad_l.jpgSencillo, tirar todas las sartenes y enseres de cocina que tengan teflón, a la vez o poco a poco e irlas sustituyendo por las nuevas sin teflón. Existen estas alternativas:
La empresa vasca de menaje y pequeños electrodomésticos JATA ha lanzado al mercado sus sartenes antiadherentes ecológicas. Las nuevas sartenes JATA olvidan el plástico antiadherente y recurren a la cerámica que ofrece una prestaciones excepcionales. Para fabricarlas se ha ideado un proceso que no requiere altas temperaturas y por tanto ahorra energía. La base es de 5 mm. de espesor, lo que garantiza una perfecta distribución del calor. El mango es de silicona, para un buen agarre y una fácil limpieza.
Son aptas para todo tipo de cocinas, incluso las de inducción, y están disponibles en colores verde, naranja y negro, así como en tamaños que van desde los 20 cm (21,50€) de diámetro hasta los 26 cm (28,90€). Se pueden adquirir en ferreterías, tiendas de hogar y grandes superficies.
dfdf
Otra opción de sartenes de la empresa GreenPan libres de PFTE. En su tienda de Barcelona se pueden encontrar 3 modelos de sartenes: Stockholm, Kyoto y New York. Los tres modelos se diferencian en detalles como los mangos (plástico o metálico) o en la base (aluminio negro o acero inoxidable). Hay 3 medidas pequeña, media o grande y sus precios oscilan entre los 40 y 75 euros. En la web se adjunta información facilitada por la misma empresa GreenPan para resolver las dudas que nos formulan nuestros clientes sobre el REVESTIMIENTO CERÁMICO antiadherente Thermolon.
dfdfdf
Más opciones:
  • Ventilar la cocina mientras se cocina, por los gases que se desprenden al calentar el teflón.
  • Limitar el teflón sólo a las sartenes o incluso cambiarlas por sartenes de acero inoxidable o de hierro. En los demás recipientes utilizar acero o vidrio.
  • Descartar las sartenes que tengan arañazos o parte del recubrimiento gastado, así como las que se nos han quemado (por olvidar la sartén al fuego).
  • Limitar la temperatura de cocinado a la imprescindible. No dejar que humee el aceite. No chamuscar los alimentos.
  • Dar preferencia a otras formas de cocción: al vapor, estofado, al horno… y limitar las frituras.
  • Extremar las precauciones en caso de embarazo y de niños de corta edad.

Fuentes:

Gracias a Guy Fawkes por el informe

domingo, 28 de abril de 2013

FLUOR: Veneno de Grifo



Antecedentes al artículo:

La fluoración es el mayor caso de fraude científico de este siglo”.
Doctor Robert Carlton, Premio Nobel de Medicina (2000)

"De hecho, el flúor causa más mortalidad por cáncer en humanos y más rápido que cualquier otra sustancia química."
Doctor Dean Burk, responsable del departamento químico del Instituto Nacional de Cáncer ante el congreso de USA en Julio de 1976

Usted puede conseguir que prácticamente cualquier idea sea aceptada si los médicos están a favor. El público está predispuesto a esta circunstancia porque un médico es una autoridad para la mayoría de las personas, independientemente de lo mucho que sepa o no sepa
(Bryson, 2004).

En Bélgica, este tratamiento de agua fue suspendido por la alta toxicidad del flúor. No solo la fluoración del agua, sino "TODOS SUS SUPLEMENTOS" (chicles, enjuagues bucales, pasta de dientes).

En el informe de UNICEF de 1999, esta institución se quejó de que algunos gobiernos sabían perfectamente que el fluoruro es venenoso, especialmente para los niños ya que su organismo joven absorbe más cantidad que el de los adultos. 

En el mismo año HUMO escribió un dossier sobre los peligros de fluoruro (Humo No.17/33059, 20 de abril de 1999). De hecho la utilidad del flúor ya ha sido puesta en duda en todo el mundo desde hace mucho tiempo. A lo largo de los años por lo menos 12 ganadores del Premio Nobel en Medicina y Química han advertido de los riesgos asociados para la salud derivados de la fluorización (la patología ya tiene su propio nombre: "fluorosis")

El Fluoruro, un componente de los residuos en los procesos de fabricación de explosivos, fertilizantes y otras «necesidades», era caro para desechar de manera adecuada y hasta que se encontró un «uso» en el suministro de agua de Estados Unidos, la sustancia sólo fue considerada un residuo peligroso tóxico. Además forma una gran parte de los ingresos multimillonarios de industrias y farmacéuticas, de tal modo que cualquier retirada del apoyo de los pro-fluoridacionistas es "financieramente imposible, jurídicamente impensable y potencialmente devastador para su carrera y reputación".

La Revista de la Asociación Dental Americana de agosto de 1948, muestra que la evidencia de los efectos adversos del fluoruro fue censurada por la Comisión de Energía Atómica EEUU, por razones de “seguridad nacional” (Griffiths, 1998)


Y ahora, el artículo:

LA VERDAD SOBRE EL FLUOR Y EL AGUA DE SUS GRIFOS

La historia de forzar el fluoruro en los seres humanos a través de la fluoración del agua potable está forjada con mentiras, codicia y engaño. Los gobiernos que añaden fluoruro al suministro de agua potable insisten en que es seguro, beneficioso y necesario, sin embargo, la evidencia científica muestra que el flúor no es seguro para la ingesta y las áreas en que han fluorado su suministro de agua potable tienen índices más altos de caries, cáncer, fluorosis dental, osteoporosis y otros problemas de salud.

Existe una enorme cantidad de estudios científicos y de evidencia estadística que se han realizado desde hace más de veinte años en todo el mundo, que demuestran los efectos tóxicos y dañinos del consumo del flúor, así como los peligros de la fluorización indiscriminada del agua potable y la sal, que no son suficientemente conocidos por la opinión pública, pero no por ello, son menos preocupantes, menos científicos o menos importantes.

Con toda esta controversia, es importante que los consumidores nos informemos de los peligros comprobados.

Estos estudios revisan una larga lista de literatura en la que el flúor ha tenido una significante asociación con una amplia gama de efectos adversos entre los cuales se incluye (como comenzábamos denunciando el artículo) un aumento del riesgo de fracturas óseas, disminución de la función de la tiroides, disminución del Coeficiente Intelectual IQ, enfermedades de tipo artrítico, fluorosis dental y posiblemente sarcoma óseo.
El flúor es capaz de dañar los dientes, los huesos, el cerebro e incluso las células del sistema reproductivo masculino. Los efectos en estos órganos son mayores entre mas flúor se consuma. Pero aún en bajas concentraciones, el flúor podría generar efectos no evidentes que predisponen al individuo a un daño mayor.

Y sin embargo...

Debido a la presión de la industria del aluminio y la minería del fosfato, las compañías farmacéuticas y fabricantes de armas, el flúor sigue siendo añadido a los suministros de agua en toda América del Norte (y diversos países, incluido España) y debido a las recientes acciones legales contra las compañías de agua que agregan flúor al agua potable, se ha establecido un precedente que hará imposible presentar demandas contra los proveedores del agua que fluoran.

¨Hay una creciente resistencia contra la adición del tóxico flúor a nuestro suministro de agua, pero, lamentablemente, debido a que el fluoruro se ha convertido en “el elemento vital de la economía industrial moderna” (Bryson, 2004), existe demasiado dinero en juego para los que apoyan la fluoración del agua. Las mentiras de los beneficios de la fluoración del agua continuarán alimentando al público, no para fomentar los beneficios de salud a un gran número de personas, sino que para beneficio del complejo militar-industrial.

Uno de los mayores problemas que tiene el flúor es que se trata de un bioacumulador persistente, y está entrando en grandes cantidades en las cadenas de alimentos y bebidas para los seres humanos. No solo recibimos grandes cantidades en el agua y en la pasta dental, sino que todas las bebidas embotelladas, así como los alimentos procesados y deshidratados hechos con agua fluorada, contienen cantidades concentradas de flúor, desde fórmulas para bebes hasta bebidas sin alcohol, pasando por toda clase de jugos, cereales, sal, té, vinos y cervezas. 
Quizá uno de los problemas más grave es el de los dentífricos fluorados para niños los cuales se lo tragan en vez de escupirlo por lo que en la actualidad se sugiere a los padres que no dé un dentífrico fluorado antes de los tres años de edad y si lo hace que la cantidad de pasta sea igual a una lenteja.

El fluoruro de sodio no orgánico utilizado para fluorar el agua y la sal es totalmente soluble en la misma. Cuando tenemos exceso de él, no lo podemos eliminar y nos envenenamos.

Por ejemplo, el fluoruro de sodio además de ser el principal ingrediente de los venenos para ratas y cucarachas, también es uno de los principales ingredientes de fármacos anestésicos, hipnóticos y psiquiátricos, así como del gas neurotóxico para uso militar.

Conforme se ha fluorado el agua potable en más comunidades, especialmente en los grandes centros de población e industriales, existen más oportunidades de que los alimentos y las bebidas envasadas se procesen con agua fluorada. Posteriormente estos alimentos procesados se distribuyen a otras comunidades, tanto con agua fluorada como con deficiencia en flúor, en las cuales se consumen. Por ejemplo, “un estudio encontró que el contenido de 280 productos bebibles estaba desde prácticamente sin flúor (menos de 0,1 ppm) hasta 7,5 ppm”. A este fenómeno se lo denomina efecto halo. En realidad muchos fabricantes de agua mineral y bebidas de colas agregan flúor a sus fórmulas y no lo mencionan en sus etiquetas.



HISTORIA DE UNA MENTIRA

Todo comienza en 1924, cuando “Interessen Gemeinschaft Farben (IG Farben)“, una compañía alemana de fabricación de productos químicos, comenzó a recibir préstamos de los banqueros estadounidenses, llevando gradualmente a la creación del enorme Cartel de la IG Farben.

En 1928, Henry Ford y “American Standard Oil Company” (de los Rockefeller) fusionaron sus activos con IG Farben, y por los años treinta, hubo más de un centenar de empresas estadounidenses que tenían filiales y acuerdos cooperativos en Alemania. Los activos de I.G. Farben en los Estados Unidos estaban controlados por un holding empresarial, American IG Farben, y quienes figuran en la junta directiva, son:



  • Edsel Ford, presidente de la Ford Motor Company
  • Charles E. Mitchell, Presidente de Rockefeller Nacional City Bank de Nueva York
  • Walter Teagle, presidente de la Standard Oil de Nueva York
  • Paul Warburg, presidente de la Reserva Federal y el hermano de Max Warburg, financista de los esfuerzos de la Guerra de Alemania
  • Herman Metz, director de el Banco de Manhattan, controlado por los Warburg y un número de otros miembros, tres de los cuales fueron juzgados y condenados como criminales de guerra alemanes por sus crímenes contra la humanidad.

En 1939, en virtud de un acuerdo, la Compañía de Aluminio de América (ALCOA), entonces el mayor productor mundial de fluoruro de sodio, y la Dow Chemical Company transfirieron su tecnología a Alemania. 

Colgate, Kellog, DuPont y muchas otras empresas finalmente firmaron acuerdos de cártel con IG Farben, creando un poderoso grupo de presión (lobby) muy bien apodado “la mafia del flúor” (Stephen, 1995).

Al final de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de EE.UU. envió a Charles Eliot Perkins, un investigador en química, bioquímica, fisiología y patología, para hacerse cargo de las enormes plantas químicas Farben en Alemania. Los químicos de Alemania contaron a Perkins de un régimen que se había elaborado durante la guerra y adaptado por el Estado Mayor alemán. Los químicos alemanes explicaron su intento de controlar a la población en una zona determinada a través de la medicación masiva de agua potable con fluoruro de sodio, una táctica usada en los campamentos de prisioneros de guerra alemanes y en rusos para hacer a los prisioneros “estúpidos y dóciles” (Stephen 1995).

Farben había desarrollado planes durante la guerra para fluorar los países ocupados, ya que se comprobó que tal práctica había causado ligeros daños a una parte específica del cerebro, haciendo que la persona llegara a ser más dócil ante la autoridad, con lo cual era más difícil que defendiera su libertad. de hecho, hoy en día, el flúor sigue siendo una de las más fuertes substancias anti-psicóticas conocidas y está contenida en un 25% de los mayores tranquilizantes.

Podría no sorprender que el régimen de Hitler practicara el concepto de control mental a través de medios químicos, pero los militares estadounidenses continuaron la investigación nazi, explorando técnicas para incapacitar a un enemigo o medicar a toda una nación. Como se indica en el informe Rockefeller, un informe de la Presidencia sobre las actividades de la CIA:

el programa de drogas era parte de un programa más grande de la CIA para estudiar posibles formas de controlar el comportamiento humano
(Stephen 1995)

El “mito de la prevención de la caries dental” asociado con fluoruro, se originó en los Estados Unidos en 1939, cuando un científico llamado Gerald J. Cox, empleado por ALCOA, el mayor productor de residuos tóxicos de flúor, y en ese tiempo siendo amenazados por las reclamaciones por daños de fluoruro, lo administraron a algunas ratas de laboratorio, llegando a la conclusión de que el fluoruro reduce las caries y afirmando que debería añadirse a los suministros de agua de la nación.
Este es el mismo Gerald J. Cox, que "demostró" que el mesotelioma no era causado por el amianto. Sin comentarios.

Después de este estudio, la AMA (American Medical Association), concluyó el "caso del fluoruro".

En 1947, Oscar R. Ewing, abogado de ALCOA durante años, fue nombrado director de la Agencia Federal de Seguridad, una posición que lo puso a cargo del Servicio de Salud Pública (PHS). Durante los próximos tres años, 87 nuevas ciudades estadounidenses comenzaron su fluoración del agua, incluyendo el control de la ciudad en Michigan sujeto de estudio sobre la fluoración del agua, eliminando así de paso la prueba más científicamente objetiva sobre la seguridad y el posible beneficio antes de que fuera completada.

Educación e investigación norteamericana" fue financiada por la industria de fabricación de aluminio, fertilizantes y de armas, en busca de una salida para los residuos de fluoruro que cada vez se incrementaban más, mientras conseguían aumentar las ganancias.

"El “descubrimiento” de que el fluoruro beneficiaba a los dientes, fue pagado por la industria que necesitaba ser capaz de defender las “demandas de los trabajadores y las comunidades, envenenados por las emisiones de fluoruros industriales” (Bryson, 1995) y convertir un lastre en un activo.

A través de una maliciosa re-educación publica, el fluoruro, una vez un producto de desecho, se convirtió en el ingrediente activo de plaguicidas fluorados, fungicidas, raticidas, anestésicos, tranquilizantes, medicamentos fluorados, y un número de productos industriales y domésticos, geles fluorados dentales, enjuagues y pastas dentales.

La Revista de la Asociación Dental Americana de agosto de 1948, muestra que la evidencia de los efectos adversos del fluoruro fue censurada por la Comisión de Energía Atómica EEUU, por razones de “seguridad nacional” (Griffiths, 1998)

Financiado por industriales de los EE.UU., en un intento de fomentar la aceptación pública del fluoruro, Edward Bernays, también conocido como el padre de las Relaciones Públicas, o el original “médico que baila”, inició una campaña de engaño para convencer a la opinión pública.

Barnays explicó:

usted puede conseguir que prácticamente cualquier idea sea aceptada si los médicos están a favor. El público está dispuesto a aceptarlo, porque un médico es una autoridad para la mayoría de las personas, independientemente de lo mucho que sepa o no sepa
(Bryson, 2004).


Los médicos que apoyaron la fluoración no sabían que la investigación que, en realidad, desacreditó la seguridad del fluoruro, fue suprimida o no llevada a cabo en primer lugar. El fluoruro se convirtió en sinónimo de progreso científico y desde que fue presentado al público como una sustancia que mejora la salud, agregada al medio ambiente por el bien de los niños, quienes se oponían al fluoruro fueron postergados y marginados como excéntricos, charlatanes y lunáticos.
El fluoruro se hizo impermeable a la crítica debido a la implacable ofensiva de las relaciones públicas, y también debido a su toxicidad general. A diferencia de los productos químicos que tienen un efecto de firma, el flúor, un veneno sistémico, produce una gama de problemas de salud tan sumamente amplia que sus efectos son más difíciles de diagnosticar.

Los recientemente desclasificados documentos militares de EEUU, como los del Proyecto Manhattan, muestran cómo el fluoruro es la sustancia química clave en la producción de la bomba atómica y millones de toneladas de él fueron requeridos para la fabricación de uranio enriquecido y plutonio. La intoxicación por fluoruro, envenenamiento carente de radiación, emergió como el principal riesgo químico para la salud de los trabajadores y las comunidades cercanas. Científicos de la bomba-A recibieron la orden de proporcionar pruebas útiles para la defensa en litigios, de manera que comenzaron en secreto pruebas de fluoruro en pacientes de hospitales desprevenidos y en niños con retraso mental.

El único informe liberado declaraba que el flúor era seguro para los seres humanos en pequeñas dosis.

Durante la Guerra Fría, el Dr. Harold C. Hodge, que había sido el toxicólogo del Proyecto Manhattan del Ejército de los EEUU, fue el líder científico promotor de la fluoración del agua. Mientras el Dr. Hodge le hablaba al Congreso sobre la seguridad de la fluoración del agua, él mismo estaba dirigiendo en secreto uno de los primeros experimentos en este sentido con el agua pública en Newburgh, Nueva York, estudiando secretamente muestras biológicas de los ciudadanos en su laboratorio en la Universidad de Rochester, EEUU.

Dado que no existen restricciones legales en contra de la supresión de datos científicos, la única conclusión publicada resultante de estos experimentos fue que el flúor era seguro en dosis bajas, un veredicto profundamente útil para el Ejército de los EEUU que temía demandas por lesiones por fluoruro por parte de los trabajadores en las plantas de energía nuclear y fábricas de municiones.

La contaminación de fluoruro fue una de las mayores preocupaciones legales que enfrentaron los principales sectores industriales de EEUU durante la guerra fría. Un grupo secreto de abogados corporativos, conocido como el Comité de Abogados del flúor, cuyos miembros incluyen a Aceros de EEUU, ALCOA, Aluminio Kaiser, y Metales Reynolds, encargó una investigación al Laboratorio de Kettering en la Universidad de Cincinnati para “proporcionar municiones” (Bryson, 2004) a aquellas empresas que estaban luchando contra una ola de reclamaciones de ciudadanos por lesiones causadas por fluoruro.

El Comité de Abogados del Flúor y sus embajadores médicos estaban en contacto frecuente y personal con los altos funcionarios del Instituto Federal Nacional de Investigación Dental, y han sido implicados en el estudio de “enterramiento” del estudio de 40 años de duración de Kettering, que demostró que el fluoruro envenenó los pulmones y ganglios linfáticos en animales de laboratorio.

Los intereses privados, trataron de destruir carreras y censurar la información, garantizando que los estudios científicos que generaban dudas sobre la seguridad de fluoruro no tenían fondos, y si lo hacían, nunca se publicaban.

Durante la década de los años 90, la investigación realizada por la toxicóloga Dra. Phillis Mullenix de Harvard demostró que "El flúor en el agua puede llevar a un menor coeficiente intelectual, y los síntomas producidos en ratas se parecían fuertemente al déficit de atención e hiperactividad" (SDAH)

Sólo días antes que su investigación fuera aceptada para publicación, Mullenix fue despedida como Jefa de Toxicología del Centro Dental Forsyth de Boston. Luego, su solicitud de una beca para continuar su investigación del sistema nervioso central y flúor fue rechazada por el Instituto Nacional de Salud de EEUU (NIH), cuando un panel de NIH le dijo que “el flúor no tiene efectos sobre el sistema nervioso central” (Griffiths, 1998).

A pesar de la creciente evidencia de que es perjudicial para la salud pública, las agencias estatales de salud púbica y federal de los EEUU y grandes organizaciones médicas y dentales, tales como la Asociación Dental Americana (ADA), continúan promoviendo el fluoruro. La fluoración del agua continúa, a pesar de los propios científicos de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), cuya sindicato, Capítulo 280 del Sindicato Nacional de Empleados del Tesoro, ha adoptado una posición firme en contra de ella.

El Dr. William Hirzy, vicepresidente del capítulo 280, declaró que:

el fluoruro (que se añade al agua municipal) es un producto de desechos peligrosos para los que existen pruebas sustanciales de sus efectos adversos para la salud y, contrariamente a la percepción del público, prácticamente no hay pruebas de significativos beneficios” (Mullenix 1998).


Aunque el fluoruro es hasta 50 veces más tóxico que el dióxido de azufre, aún no está regulado como un contaminante del aire por la Ley Norteamericana del Aire Limpio. Desde que miles de toneladas de residuos industriales de fluoruro se vierten en suministros de agua potable en toda América del Norte, supuestamente para fomentar la brillante sonrisa de los niños, la gran industria en los EEUU tiene la ventaja de emitir tantos residuos de fluoruro en el medio ambiente como quieran, con absolutamente ningún requerimiento de medir las emisiones y sin manera de hacerlos responsables por la intoxicación de personas, animales y vegetación.

En agosto de 2003, la EPA solicitó que el Consejo de Investigación Nacional, el brazo de investigación de la Academia Nacional de Ciencias (NAS), volviera a evaluar las normas de seguridad en el agua fluorada mediante la revisión de la literatura científica reciente, debido a que en la última revisión en 1993 había grandes lagunas en la investigación.

"De hecho, el flúor causa más mortalidad por cáncer en humanos y más rápido que cualquier otra sustancia química."
Doctor Dean Burk, responsable del departamento químico del Instituto Nacional de Cáncer ante el congreso de USA en Julio de 1976

La historia de forzar el fluoruro en los seres humanos a través de la fluoración del agua potable está forjada con mentiras, codicia y engaño. Los gobiernos que añaden fluoruro al suministro de agua potable insisten en que es seguro, beneficioso y necesario, sin embargo, la evidencia científica muestra que el flúor no es seguro para la ingesta y las áreas en que han fluorado su suministro de agua potable tienen índices más altos de caries, cáncer, fluorosis dental, osteoporosis y otros problemas de salud.

Ni la FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos) de EEUU, ni el Instituto Nacional de Investigación Dental (NIDR), ni la Academia Americana de Odontología Pediátrica, tienen ninguna prueba sobre la seguridad o la eficacia del flúor” 
(Sterling, 1993).

Conviene recordar que en el año 2000, una publicación financiada por el Gobierno de Gran Bretaña “York Review" -la primera revisión sistemática científica de los efectos de la fluorización- concluyó que NINGUNO de los estudios cuyo objetivo pretendía demostrar la efectividad de la fluorización para reducir la caída dental poseían el grado A, esto es, el grado que se concede a un estudio de alto valor científico (1)


PAÍSES QUE TIENEN PROHIBIDO EL FLÚOR EN SU AGUA POTABLE:


  • Alemania y Holanda: Declararon ilegal la fluoración del agua potable, pues el flúor está incluido en la lista de microcontaminantes tóxicos.
  • Francia: Por consideraciones éticas y médicas, el flúor no está incluido en los químicos que se le introducen al agua.
  • Canadá: La Corte Suprema prohibió el uso de tóxicos en el suministro de agua potable.
  • Bélgica: Este tratamiento de agua fue suspendido por la alta toxicidad del flúor. No solo la fluoración del agua, sino "TODOS SUS SUPLEMENTOS"(chicles, enjuagues bucales, ...etc).
  • Luxemburgo: Nunca ha sido añadido a los abastecimientos del agua.
  • Noruega: Hace 20 años se discutió fuertemente este tema y se resolvió que era inapropiado para la salud fluorar el agua.
  • Suecia
  • Irlanda del Norte
  • Austria
  • Suiza
  • República Checa.
  • Finlandia
  • Islandia
  • Italia
  • Nueva Zelanda

y un largo etc, etc, etc...

Desde luego algo muy grave está pasando para que tantos países hayan dejado de fluorar el agua.


¿Y España?

Pues aquí no sólo no se prohíbe, sino que encima se fomenta; en la mayor parte de Europa se está luchando para dejar de fluorar el agua y aquí todavía estamos convencidos de que el exceso de flúor es buenísimo para la salud. 

En España, el inicio de la fluoración es muy reciente. Las primeras experiencias se inician en Andalucía en la década de los 80 en el Pedroso y Benalmádena, pero el proceso sufrió diferentes interrupciones y el proyecto fue abandonado relativamente pronto.

El Gobierno español aprobó el 14 de diciembre de 1990, una partida presupuestaria de 303.800.000 de pesetas destinada a “Planes conjuntos de educación sanitaria y prevención de salud bucodental”. De este presupuesto, el 67% estaría destinado al establecimiento de plantas de fluoración y estudios técnicos sobre la fluoración de abastecimiento público.

En lo que respecta a los países de habla hispana, la mayoría de estos actualmente fluorizan los suministros de agua potable o la sal y ni siquiera sabemos cuándo entró en vigor este plan en muchos de estos países.

La fluorización de la sal es un método utilizado por su bajo costo y porque es posible llegar a toda la población, incluso en la áreas remotas. Este método es promovido por la OPS para su aplicación donde la fluorización de agua no es posible o donde existe una gran población rural.

A fines de los años 60, la OPS y la Fundación Kellogg aportaron la asistencia necesaria para llevar a la mayoría de los países de Latinoamérica la fluorización del agua y la sal, considerándolo como “una elegante solución para la prevención de caries que demostraba progreso”, sin tomar en cuenta estudios y análisis más profundos sobre los efectos negativos a corto y largo plazo. En vez de eso siguen promoviendo y expandiendo cada vez más este plan de fluorización por América Latina.

En México, por ejemplo, ahora existe una norma de la Secretaria de Salud Federal, gracias a la cual se permitirá vender agua envasada con un contenido de flúor al doble de lo antes permitido. Esta norma fue creada en la Ciudad de México por un grupo compuesto por la Secretaría de Salud, el IPN y 19 empresas particulares envasadoras de agua o productoras de hielo.


A DIA DE HOY

A día de hoy, lo único que puede quitar el flúor del agua es la Ósmosis Inversa. Los clásicos filtros de carbono (JARRAS BRITA) no funcionan para el Flúor.

También conviene recordar que en en todo el mundo más de mil profesionales de la medicina han firmado un documento donde se solicita el fin de la fluorización del agua (VER):

La Academia Internacional de Medicina Oral y Toxicología, ha clasificado el fluoruro como un medicamento dental no autorizado debido a su alta toxicidad, y el programa toxicológico del Instituto Nacional del Cáncer de EEUU considera al flúor como un “carcinógeno equívoco” (Maurer, 1990).

Actualmente, el gobierno de los EEUU continúa introduciendo más programas de fluoración en todo el país, incluida la Ley de Aguas aprobada en noviembre de 2003, que ha hecho imposible que las compañías de agua ser sometidas a audiencias civiles o penales, como resultado de la adición de fluoruro a los suministros públicos de agua.

En una sociedad donde los productos conteniendo asbesto, plomo, berilio y muchos otros carcinógenos han sido retirados del mercado, es sorprendente que el fluoruro sea aceptado tan a fondo y ciegamente. Parece absurdo que estemos dispuestos a pagar a la industria química para que desechen sus residuos tóxicos y que encima los agreguen a nuestro suministro de agua.

El ocultamiento de los peligros de la contaminación por flúor al público es un trabajo de estafa estilo capitalista de proporciones épicas, que se ha producido debido a que un poderoso grupo de presión (lobby) desea manipular a la opinión pública con el fin de proteger sus propios intereses financieros.

Aquellos que manipulan este mecanismo oculto de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder gobernante de nuestro país… nuestras mentes son moldeadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por hombres de los que nunca hemos oído hablar” (Bernays, 1991)


LA OPINION EXPERTA

- El Dr. Albert W. Burgstahler, Profesor de Química en la Universidad de Kansas señala entre otros efectos dañinos del flúor que:

La fluorosis dental, sin embargo, es sólo uno de los muchos efectos tóxicos de la fluorización. Estudios de laboratorio revelan entre otras cosas, un daño significativo de una cantidad de 1 ppm de agua fluorada en: Cromosomas mamarios, Riñones, Metabolismo, Digestión de grasas, Células de la sangre y en plantas sensibles como los gladiolos.

- El Comando Médico del Ejército de Estados Unidos (MEDCOM) contactó un reconocido experto en neurotoxicidad, el Dr. Mullenix, y solicitó su opinión respecto a la fluorización, quien señala, tras citar datos de 18 estudios clínicos en su análisis, que:

las exposiciones al flúor están fuera de control,” y que “el agua fluorada no presenta ventajas. Los riesgos actualmente exceden lejos los esperados beneficios.”

- La Universidad de Dartmouth en Septiembre de 1999 dio a conocer un estudio realizado con 280.000 niños, en donde se asociaba la fluorización con altos niveles de plomo en los niños. El Profesor Roger Masters, jefe de la Fundación Dartmouth para la Neurociencia y la Sociedad, señaló que el problema es especialmente serio porque el envenenamiento por plomo se asocia con elevadas tasas de dificultades en el aprendizaje, la hiperactividad, drogadicción y crímenes.

- Agencia de Protección Ambiental EEUU: “En resumen, mantenemos que la fluorización del agua es un riesgo irracional.”


- Grupo de Trabajo Ambiental, Julio 2005. “En los últimos diez años un número importante de profesionales médicos ha mostrado su preocupación sobre el hecho de que el flúor representa un riesgo no razonable, particularmente para los niños, con respecto a las concentraciones en las que normalmente se añade al agua del grifo en Estados Unidos

- Dr. Arvid Carlsson, Premio Nobel de Medicina (2000): “Estoy convencido de que la fluorización del agua en un futuro cercano será consignada a la historia de la medicina

El Profesor Paul Connett, PhD Profesor de Química en la St. Lawrence University, Canton, NY 13617 señala 50 razones para oponerse a la fluorización y aparece entre un grupo de 300 científicos de todo el mundo que piden que se revise la actual práctica de agregar flúor al agua potable. El petitorio fue firmado por 300 investigadores y especialistas de 38 países, entre ellos el Dr. Arvid Carlsson, Premio Nobel de Medicina 2000; el Profesor Samuel Epstein, autor del libro “La política del cáncer”; Doug Everingham, ex Ministro de Salud de Australia y la Dra Lynn Margulis, premiada en los Estados Unidos con la Medalla Nacional de Ciencias.

-Charles Eliot Perkins, uno de los químicos industriales más famosos de América fue contratado por el gobierno de EE.UU. (como ya comentamos al comienzo del artículo) después de la segunda guerra mundial para ayudar en la absorción de la alemana “I.G.Farben”, un gigante dentro de la industria. Pues bien, en una carta que Perkins envió el 2 de Octubre de 1954 a la fundación Lee para la investigación de la nutrición, en Milwaukee, Wisconsin, dice entre otras cosas:

…ideólogos fanáticos, que respaldan la fluorización de las reservas de agua, nos dicen que persiguen como fin la reducción de la caries dental infantil. La credulidad del público es la responsable de la actual distribución de agua artificialmente fluorizada” (en Alemania el agua está protegida, y por eso nos recomiendan el flúor en dentífricos y en sal de mesa)
Pero,” sigue Perkins en su carta, “- y esto lo digo clara y decididamente – la verdadera razón oculta tras la fluorización del agua no es la salud de los dientes de niños. Si esa fuera realmente la razón, habría otras posibilidades mas fáciles, económicas y mucho mas eficaces de llevarlo a cabo. La verdadera razón para el tratamiento del agua es la de reducir la resistencia de las masas contra la dominación y el control y la pérdida de libertad. 
En la parte posterior del hemisferio encefálico izquierdo existe un área pequeña responsable de la fuerza del individuo para resistir contra la dominación. Repetidas dosis mínimas de fluoruros reducirán después de cierto tiempo y poco a poco la fuerza del individuo para resistir contra la dominación mediante el envenenamiento y la narcotización paulatinos de dicha parte del cerebro. La consecuencia es la incapacidad de tomar decisiones para si mismo. ¡Esto hace que se sea manipulable! 
Digo esto con toda la seriedad y sinceridad de un científico que lleva casi 20 años investigando en la química, bioquímica, fisiología y patología de los fluoruros. Toda persona que tome agua artificialmente fluorizada durante un año o más, no volverá a ser la misma nunca más, ni psíquica ni físicamente.”


RESUMIENDO

Tal vez ya sea muy difícil sustraerse a la irracionalidad de este mundo, a los tentáculos del Negocio -así, con mayúsculas-, a los oscuros entramados del poder político, etc, etc. Tal vez. Pero deberíamos trazar una raya, un límite, ante estos desalmados y ante estas prácticas perversas.
Nos llevan envenenando/medicando incontroladamente desde hace muchos años, juegan con nuestra salud a su antojo, dictando lo que debemos comer, beber, usar, inocular, sin que aparezca el espíritu crítico de nadie alzándose ante este inmenso desatino.
Solamente les digo una cosa: son ustedes quienes le otorgan el derecho al Sistema a convertirles en cobayas humanos. USTEDES DECIDEN...

Y mientras tanto, la Banda sigue tocando...


FUENTES DEL ARTICULO:

Paul Beeber, JD, 516-433-8882 nyscof@aol.com
BMJ 2000; 321 doi: http://dx.doi.org/10.1136/bmj.321.7265.855 (Published 7 October 2000), Dentistry and oral medicine Child health

Marian S McDonagh (msm7@york.ac.uk), research fellowa, Penny F Whiting, research fellowa, Paul M Wilson, research fellowa, Alex J Sutton, lecturer in medical statisticsc, Ivor Chestnutt, senior lecturerb, Jan Cooper, research fellowb, Kate Misso, information officera, Matthew Bradley, research fellowa, Elizabeth Treasure, professorb, Jos Kleijnen, professora. Este estudio está disponible en la siguiente dirección web del British Medical Journal: http://www.bmj.com/content/321/7265/855.full

Informe de la Subdirección General de Epidemiología del Ministerio de Sanidad, Fco Vargas Marcos y Teresa Robledo de Dios, Mayo 1993 pub. (se sostiene en este documento que la dosis óptima es de 1 mg por litro)

informe de UNICEF de 1999

Revista de la Asociación Dental Americana, agosto de 1948

Decreto del 1 Marzo de 1988. Fluoración del agua de consumo humano del País Vasco (establece la "Obligación de Fluorar las aguas potables de consumo público"..."no debiendo sobrepasar en ningún caso el valor de 1,2 ml/l.")

Estudio de la fluoración de aguas en la región de MURCIA ("la Fluoración del agua potable en Murcia no debe sobrepasar en ningún caso 1 mg/l.")

Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, 14 de febrero de 1985.

BOE RD140/2003 del 7 de Febrero.

BOE RD1744/2003 del 19 de Diciembre (aquí, el Fluoruro tiene una nota (nº14) que hace alusión a las aguas embotelladas, elevando el nivel máximo de las mismas a 5 mg/l. Sí, han leído bien: 5 mg/l.)

"EFFECT OF HIGH-FLUORIDE WATER ON INTELLIGENCE IN CHILDREN", estudio hecho en el año 2000, donde se habla de la incidencia en el Coeficiente Intelectual de los niños (118) expuestos a aguas contaminadas con flúor. El estudio se hace con dos grupos:
-60 niños bebieron agua con Alta-Fluoridación: 3.15 ± 0.61 mg/L
-58 niños bebieron agua con baja-Fluoridación: 0.37 ± 0.04 mg/L
Los 60 niños que bebieron agua de alta fluoridación arrojaron un resultado de : 92.27 ± 20.45 en CI. de los cuales 21.6%, estaban al límite del retraso mental, por debajo de 70 o entre (70-79).
Los 58 niños que bebieron agua de baja fluoridación arrojaron un resultado de : 103.05 ± 13.86 en CI. de los cuales 3.4% estaban al límite del retraso mental.

SEÑORES, AQUI SE ESTA CONSIDERANDO QUE EL AGUA DE ALTA FLUORIDACIÓN ES DE 3,15 ml/l...!!!

Fluoride in Drinking Water: A Scientific Review of EPA's Standards (2006), on line en Inglés en la dirección web: http://www.nap.edu/openbook.php?record_id=11571&page=1
http://www.desperta2.com/porque/item/las-mentiras-del-fluor.html (base de este artículo)

Video muy interesante sobre el tema (VER)

sábado, 27 de abril de 2013

Los Alimentos Transgenicos & Sus Efectos En La Salud


Artículo sobre un tema repleto de polémica y oscurantismo, tanto por parte de la Industria como de las Administraciones. Un dato: mientras que Europa prohíbe la comercialización de maíz modificado genéticamente, por otro lado permite que se venda carne de animales que han sido alimentados con el mismo grano transgénico, SIN OBLIGACION ALGUNA DE ADVERTIRLO EN EL ETIQUETADO. De este modo, el consumidor vuelve a quedar completamente desamparado ante los "tejemanejes" de siempre...

Ustedes deciden.



LOS ALIMENTOS TRANSGENICOS

Gracias a Dania Melizza por la información

Los alimentos sometidos a ingeniería genética o alimentos transgénicos son aquellos que fueron producidos a partir de un organismo modificado genéticamente mediante ingeniería genética. Dicho de otra forma, es aquel alimento obtenido de un organismo al cual le han incorporado genes de otro para producir las características deseadas. En la actualidad tienen mayor presencia alimentos procedentes de plantas transgénicas como el maíz, la cebada o la soja.



La ingeniería genética o tecnología del ADN recombinante es la ciencia que manipula secuencias de ADN (que normalmente codifican genes) de forma directa, posibilitando su extracción de un taxón biológico dado y su inclusión en otro, así como la modificación o eliminación de estos genes. En esto se diferencia de la mejora clásica, que es la ciencia que introduce fragmentos de ADN (conteniendo como en el caso anterior genes) de forma indirecta, mediante cruces dirigidos.1 La primera estrategia, la de la ingeniería genética, se circunscribe en la disciplina denominada biotecnología vegetal. Cabe destacar que la inserción de grupos de genes y otros procesos pueden realizarse mediante técnicas de biotecnología vegetal que no son consideradas ingeniería genética, como puede ser la fusión de protoplastos.

Los alimentos transgénicos, aquellos producidos a partir de un organismo modificado genéticamente, no sólo tienen efectos ambientales, agrarios y socio económicos, sino también sobre la salud de las personas, según alerta la organización ecologista Greenpeace en su página web. 

"Los riesgos sanitarios a largo plazo de los OMG presentes en nuestra alimentación o en la de los animales cuyos productos consumimos no se están evaluando correctamente", afirma Greenpeace. "Hay informes científicos en los que se muestran evidencias de riesgos a la salud: nuevas alergias, aparición de nuevos tóxicos y efectos inesperados son algunos de los riesgos. Estos cultivos se han aprobado basándose en la equivalencia sustancial, es decir la comparación de un OMG con un equivalente no modificado genéticamente; si no se detecta una diferencia significativa el OMG se declara seguro. Este concepto es muy criticado por gran parte de la comunidad científica".

La ONG explica que la ingeniería genética puede afectar la seguridad de los alimentos fundamentalmente de dos maneras:
- La alteración o inestabilidad de los genes puede hacer que las plantas produzcan nuevas toxinas
- Las proteínas que produce el gen extraño puede ocasionar alergias o toxicidad


PRINCIPALES EFECTOS SOBRE LA SALUD

 Hasta el momento se ha constatado los siguientes efectos sobre la salud:
1. Aparición de nuevas alergias por introducción de nuevas proteínas en los alimentos. En EEUU, en el conocido caso del Maíz Starlink (2000) se encontraron en la cadena alimentaria trazas de un maíz transgénico no autorizado para consumo humano que provocó graves problemas de reacciones alérgicas.

2. Aparición de resistencias a antibióticos en bacterias patógenas para el hombre (en algunos OMG se utilizan genes antibióticos como marcadores). Es decir, algunos transgénicos pueden transferir a las bacterias la resistencia a determinados antibióticos que se utilizan para luchar contra enfermedades tanto humanas como animales (por ejemplo, a la amoxicilina). La Asociación de Médicos Británica ha recomendado prohibir el uso de estos genes marcadores.

3. Aparición de nuevos tóxicos en los alimentos (debido a los cultivos Bt o a las proteínas que se utilizan como marcadores en los OMG).

4. Incremento de la contaminación en los alimentos por un mayor uso de productos químicos en la agricultura

5. Disminución en la capacidad de fertilidad. Según un estudio hecho público por el gobierno austriaco, la fertilidad de los ratones alimentados con maíz modificado genéticamente se vio seriamente dañada, con una descendencia menor que los ratones alimentados con maíz convencional.


beneficios que nos brinda un alimentos transgenico:
  • aporta mayor cantidad de vitaminas, proteinas, minerales, etc...
  • mejor apariencia para el consumidor. 
  • se cosecha en menor tiempo.
  • tiene mayor proteccion contra el exterior (plagas).
  • al no utilizar tanto herbicida no se contamina tanto el medio ambiente y se reduce el costo.



desventajas de consumir un producto transgenico:
  • provoca daños al organismo.
  • da pie a reacciones en el alimento.
  • se desconocen sus reacciones a largo plazo. 
  • puede que los genes no desarrollen el carácter de la forma esperada.
  •  siempre van a llegar productos transgénicos sin etiquetar a los mercados.



LOS ALIMENTOS TRANSGENICOS EN HONDURAS


La seguridad alimentaria en Honduras se ve amenazada por el cultivo de productos transgénicos. En los últimos años los grandes agricultores han mostrado interés en el cultivo de granos básicos, no con el fin de alimentar a la población, sino para la producción de biocombustibles.

Solo en el año pasado en Honduras se produjeron once millones de quintales de maíz transgénico, no apto para el consumo humano. Sin embargo, la población hondureña igual que a la de muchos países del mundo, experimenta severa crisis derivada de los problemas del hambre, la desnutrición y la inseguridad alimentaria.

Como efectos de las reformas económicas orientadas a la liberalización de los mercados y la apertura comercial, a partir de marzo de 1992 con la aprobación de la Ley para la Modernización y Desarrollo del Sector Agrícola, la producción de alimentos fue relegada y el gobierno priorizó el cultivo de productos no tradicionales con fines de exportación.

Renan Valdéz, sociólogo dedicado a la educación popular expresa que la seguridad y soberanía alimentaria se perjudicó desde que el gobierno se olvidó de la producción en el campo para dedicarse a la importación masiva de alimentos.

Informó Valdéz, que solo en el 2001 el gobierno importó alrededor de 5 millones de quintales de granos básicos, fundamentalmente maíz y frijoles, “productos genéticamente alterados que se introdujeron al país sin tomar en cuenta los problemas de salud que podían ocasionar”, destacó.

En la actualidad el mundo experimenta crisis derivada del incremento en los precios de los principales productos agrícolas como el trigo, el maíz y arroz, situación que trata de enfrentar el gobierno a través de políticas destinadas a la dotación de recursos mínimos para la producción d alimentos.

La política gubernamental incluye la dotación de agroquímicos que se convierten en un atentado contra la vida, porque los fertilizantes aumentan en 320 % la alteración del clima, provocando erosión y poca fertilidad en la tierra. “y en el futuro la población tendrá menores posibilidades de alimentos porque la soberanía alimentaria está relacionada con la capacidad adquisitiva de la gente” afirmó el sociólogo.

El incremento en el costo de los combustibles registrado en los últimos meses ha provocado el encarecimiento de los productos de la canasta básica familiar y la agudización de la pobreza. Esta situación impide que los hondureños puedan mejorar sus condiciones de vida a través de educación, salud y vivienda digna.

Honduras requiere de la implementación de un verdadero proceso de reforma agraria integral a fin de incorporar plenamente a los productores para el mercado interno. La política también debe incluir la creación una nueva institucionalidad que permita enfrentar la crisis.


Nuevo estudio realizado por científicos franceses
Un nuevo informe elaborado por científicos franceses de las universidades de Caen y Rouen sobre tres variedades de maíz modificado genéticamente muestra claras evidencias de riesgos para la salud. Se trata del maíz MON 810, único cultivo transgénico aprobado en la UE, y otros dos maíces autorizados para su importación y para su entrada en alimentación humana y animal.

El estudio se ha realizado a través de ensayos realizados por la multinacional Monsanto, que comercializa los tres maíces. El equipo científico examinó los datos de ensayos con ratas que se presentaron para conseguir su autorización, que eran hasta ahora confidenciales y han sido obtenidos en muchos casos por vía judicial. Según los autores, es la primera vez que estos ensayos confidenciales que Monsanto ha presentado para autorizar sus productos son revisados por investigadores independientes.

Los científicos han encontrado evidencias claras de riesgos para la salud en parámetros sanguíneos asociados con las funciones renales y hepáticas. Los cambios observados con los tres maíces transgénicos siguen patrones típicos de disrupciones en el sistema metabólico. El equipo también critica duramente la forma en la que los datos fueron analizados por Monsanto, sin cumplir los estándares estadísticos internacionales ni los estándares para ensayos alimentarios.

Los tres maíces tienen, sin embargo, el visto bueno de las autoridades europeas, que han permitido su importación para entrar en la alimentación humana y animal en Europa y uno de ellos, el MON810, se cultiva sobre todo en España.