viernes, 30 de marzo de 2012

Y aún así, no lo cuentan todo...

NUTRICIÓN | Datos de 8.964 españoles

Una investigación vincula la comida basura con un riesgo elevado de depresión



  • La bollería industrial también tiene este mismo efecto sobre la salud mental
  • A más alimentos de este tipo, más riesgo de desarrollar la enfermedad
Patricia Matey | Madrid | El Mundo.es

La comida rápida y la bollería industrial no solo son los peores enemigos de la salud cardiaca, sino que al parecer también son contrincantes de la salud mental.
Científicos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y de la Universidad de Navarra son los autores de una nueva investigación que constata que los consumidores de hamburguesas, pizzas, magdalenas, donuts... tienen más riesgo de desarrollar depresión.
Almudena Sánchez-Villegas,  autora principal de un estudio epidemiológico que ha visto la luz en el último 'Public Health Nutrition' ,reconoce a ELMUNDO.es: "En este estudio hemos constatado que aquellos participantes con mayor consumo de comida rápida, presentaban un mayor riesgo de depresión que los participantes que no consumían este tipo de alimentos. Este incremento del riesgo se sitúa en torno al 40%".
"La depresión afecta a 121 millones de personas en todo el mundo, lo que la convierte en una de las principales causas globales de discapacidad ajustada por años de vida y la principal causa en países con ingresos altos y medios. Sin embargo, poco se conoce sobre el papel de la dieta en el desarrollo de los trastornos depresivos. Anteriores estudios sugieren un papel preventivo de ciertos nutrientes y alimentos, como las vitaminas del grupo B, los ácidos grasos omega-3 y el aceite de oliva. Asimismo, un patrón dietético saludable, como la dieta mediterránea, se ha relacionado con un menor riesgo de depresión", introducen los investigadores en su estudio.
A pesar de todo, los "efectos sobre el trastorno mental de otros componentes de la dieta no han sido tan ampliamente estudiados. Varios estudios epidemiológicos transversales (es decir, sin seguimiento de los participantes a lo largo del tiempo) han analizado la asociación entre el consumo de estos productos y la presencia de síntomas depresivos o de estrés percibido", insisten los investigadores que afirman que también se ha encontrado "una asociación positiva entre, comida rápida, aperitivos y  dulces y la presencia de síntomas depresivos".

Seis años de seguimiento

Este nuevo análisis se ha llevado a cabo con 8.964 participantes del'Seguimiento Universidad de Navarra (SUN)', un proyecto que se inició en 1999, y en estos momentos cuenta con más de 20.000 participantes. "Los participantes, ninguno con diagnóstico de depresión y sin consumo de antidepresivos al inicio de la investigación, recibieron un seguimiento medio de seis años. Todos rellenaron  cuestionarios cada dos años sobre sus hábitos de vida y consumo de alimentos", reconocen los científicos. Durante el periodo de seguimiento, 493 de ellos fueron diagnosticados de depresión o comenzaron a tomar antidepresivos.
El estudio confirma una relación positiva entre el consumo de comida rápida y bollería y el trastorno depresivo. Además, y según la doctora  Sánchez-Villegas "se observa que, cuanta más comida rápida se ingiere, mayor es el riesgo de depresión. Esta relación, llamada dosis-respuesta, se puso de manifiesto sobre todo para la comida basura. No se observó esta tendencia con la bollería industrial. En este caso, el incremento del riesgo de padecer la enfermedad se mantenía constante ya con relativamente bajos consumos".
Otros datos que apunta el estudio son que los participantes con mayor ingesta de hamburguesas, pizzas, salchichas, donuts... son más propensos "a estar solteros, ser menos activos y tener un patrón dietético peor, con un consumo menor de fruta, frutos secos, pescado, verduras y aceite de oliva". Además, tendían a fumar más y a trabajar más de 45 horas semanales.
José Luis Carrasco, jefe de la Unidad de Trastorno Límite de la Personalidad, del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid, reconoce que "los datos de este trabajo son razonables y es algo que nosotros vemos en la clínica diaria. Otra cosa es que se deba ser precavido con los datos que inferir una causalidad".

Posibles causas

Según la primera firmante del trabajo, "una posible explicación es la alta presencia de grasas tipo trans en este tipo de alimentos. Estas grasas pueden tener efectos negativos sobre diferentes sistemas biológicos incrementando, entre otros efectos, el riesgo de enfermedad cardiovascular. También la ingesta de este tipo de grasas se ha asociado con un mayor riesgo de depresión. Su mecanismo de acción está relacionado con un incremento en la producción de citoquinas y con un empeoramiento en el funcionamiento del endotelio (tejido que recubre los vasos sanguíneos)".
"Las citoquinas pro-inflamatorias "son sustancias con capacidad inflamatoria que se relacionan con una disminución en la síntesis de neurotransmisores (necesarios para la transmisión nerviosa y que se encuentran disminuidos cuando se da la enfermedad mental) y de factores relacionados con el adecuado funcionamiento neuronal y que se denominan neurotrofinas", apunta la investigadora.
El endotelio "es capaz de sintetizar y secretar algunas de estas neurotrofinas, por lo que un funcionamiento inadecuado de éste podría conducir a un inadecuado funcionamiento cerebral", puntualiza.
Aunque pudiera ser que las personas con depresión sean las que más alimentos basura consumen, la experta argumenta por qué ésta no es una explicación a los resultados de su investigación. "El estudio está basado en participantes que cuando iniciaron el estudio no tenían la enfermedad. Para evitar que, a pesar de todo, hubiera un número de sujetos que ya estuvieran deprimidos pero todavía no diagnosticados, se repitió el análisis eliminando a todos aquellos participantes que recibieron el diagnóstico a los dos años de haber accedido a participar en el estudio y cuyos datos sobre la dieta pudieran estar influidos por la presencia de un trastorno depresivo no diagnosticado. Los resultados no cambiaron".

Hábitos y predisposición

En este sentido, el doctor Carrasco reconoce que "las personas deprimidas tienden a comer más rápido y peor. No mantienen hábitos de vida saludables y el estrés les impide sentarse a comer tranquilamente. No obstante, en este estudio los participantes no padecían en un inicio la enfermedad mental por lo que puede haber dos explicaciones en la relación comida basura y más riesgo de depresión. Una de ellas es biológica y otra de carácter temperamental".
La comida rápida "produce una gratificación inmediata y sensación de saciedad. Es como los dulces, los donuts o las magdalenas, que también son alimentos más adictivos y que van 'a atraer' a personas con un tipo de temperamento. Si una persona con vulnerabilidad o predisposición a la depresión, insegura, inestable emocionalmente, tiene unos hábitos de alimentación que se basan en tomar hamburguesas, pizzas, en definitiva, en comer en cinco minutos, esto significa que está desestabilizando su equilibrio emocional. A estas personas les sucede también que se enamoran muy rápidamente y de forma muy intensa o, como ha destacado el estudio, trabajan más, fuman más...", agrega el experto del Hospital Clínico.
Protegerse de la depresión con la dieta sí es posible. "En otras investigaciones llevadas a cabo por el proyecto SUN, se ha puesto de manifiesto el efecto protector del seguimiento de dieta mediterránea, rica en frutas, verduras, aceite de oliva, frutos secos y legumbres, sobre la depresión, tal y como recogió el 'Archives of General Psychiatry".

viernes, 16 de marzo de 2012

El Engaño de las Cesáreas

ADVERTENCIA: alguna imagen podría herir la sensibilidad de algún lector

A continuación publicamos este artículo aparecido en El Mundo.es, referente a las cesáreas en España. Hay que advertir, con todo, que la falta de información y documentación en el texto es galopante, en tanto que no se trata el tema desde su verdadera raíz: la praxis médica aumenta con creces los verdaderos problemas en el proceso de nacimiento, que ha dejado de ser un acto natural para convertirse en un acto patológico y -sobre todo- hiper-medicalizado. 


Del mismo modo nadie dice que el famoso dolor del parto descendería espectacularmente si se volviese a las posiciones más adecuadas fisiologicamente hablando, como son de pie, en cuclillas o a cuatro patas. Sí, señoras, sí. Esa posición con ustedes tumbadas sobre la espalda (con todo el peso del bombo recayendo sobre sus nervios epidural y pélvicos) es la que crea la mayor parte del dolor, y fue adoptada mayoritariamente por la clase médica durante el primer tercio del Siglo XX, pues confería mayor comodidad a quien asistía el parto (o sea, el medico... no la mujer). Boca arriba, generalmente atadas con bridas (para evitar la posible patada en la cara del médico... y que no puedan acomodar de un modo rítmico sus movimientos pélvicos al proceso de descenso de la criatura por el canal del nacimiento), contra gravedad (para que ni el propio peso del bebé pueda ayudar a hacerlo descender, ahorrándole esfuerzo a la madre), con una episotomía que -estadísticamente comprobado- solamente es necesaria en un 35% de los casos, pero que el bisturí médico se encarga de perpetrar a piñón fijo... Etc, etc...
Hay que añadir que, una vez inyectada la anestesia epidural (que en 6 minutos como máximo llegará hasta el feto, pudiendo debilitar su bazo y crear el caldo de cultivo para futuros problemas relacionados con aparato respirtorio y/o sistema inmunológico), la parturienta es una muñeca muerta de cintura para abajo, con lo cual no puede ayudar en absoluto en el proceso (por más que el equipo médico se lo haga creer a base de decirle que empuje... ¿o es que no se han dado cuenta que, al final, alguien se sube encima y empuja con ambas manos el bombo para que pueda salir la criatura?)
Además, antes de llegar al paritorio, la mujer sufre estrés y genera adrenalina (que inhibe la producción de oxitocina) pero, en lugar de proceder a darle el tiempo necesario y los cuidados indicados para que se serene, el cuadro médico le administra oxitocina sintética en cantidades surrealistas para que dilate (que esa es otra historia más). El problema es que esta nueva oxitocina suele ayudar a dilatar, pero a costa de ralentizar (y en algún caso, hasta detener) las contracciones uterinas... Catastrófica práxis a la que la mujer, general y desgraciadamente, se somete voluntariamente...


Por cierto, tampoco explican que el riesgo de mortandad para la madre, en caso de cesárea, se multiplica por siete.


Pero quizá hablaremos de ese tema en otra ocasión...

  




OBSTETRICIA | Medicalización del parto

La 'condena' de la cesárea


Cristina de Martos | Madrid | El Mundo.es

  • Los riesgos de una segunda cesárea son menores frente al parto vaginal
  • Los expertos indican, sin embargo, que hay que tener el cuenta el largo plazo
  • Lo ideal sería reducir la tasa de cesáreas, que en España supera ya el 25%

Optar por una cesárea es cada vez más popular. Uno de cada cuatro partos en España se produce mediante esta intervención, según datos del Ministerio de Sanidad de 2009. Esta operación, muy útil cuando el parto se complica, tiene, sin embargo, sus riesgos y es una pendiente resbaladiza que hace que la vía abdominal se repita también en los siguientes embarazos y que aumenta la probabilidad de que aparezcan complicaciones graves a largo plazo.
En EEUU, cerca del 90% de los partos después de una primera cesárea se produce también por este método. En España, el porcentaje es, probablemente, inferior, aunque este medio no ha podio acceder a estadísticas recientes. A pesar de los esfuerzos de las autoridades sanitarias para reducir la cifra, la planificación de una segunda cesárea es muy común, especialmente en los centros privados, impulsada en parte por estudios que sugieren que esta opción es más segura que el parto vaginal.
El último número de la revista 'PLoS Medicine' recoge un trabajo cuyas conclusiones apuntan en esta dirección. En él, el riesgo de que el niño muriera o sufriera graves complicaciones fue superior en los partos vaginales (2,3%) frente a una segunda cesárea programada (0,9%), y lo mismo sucedió con el riesgo de hemorragia en la madre.
Sin embargo, "no se puede sacar la conclusión de que un método sea más seguro que otro", apunta Manuel Casellas, del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Materno-Infantil Vall d'Hebrón (Barcelona). "En primer lugar porque el estudio, al incluir varios centros, incluye prácticas muy variables en el manejo del parto vaginal y, además, porque no aporta datos sobre los controles intraparto que se realizaron", añade.
Estos factores pueden haber influido en los resultados, así como el hecho de que fueron las participantes -un total de 2.345 australianas- las que escogieron el método por el que darían a luz, decisión que pudo basarse en factores maternos o fetales que también podrían haber afectado. En cualquier caso, el estudio vuelve a poner sobre la mesa la cuestión de las cesáreas electivas y de repetición.

Un debate que podría evitarse

"El parto siempre tiene un riesgo, independientemente de cómo se lleve a cabo", explica Casellas. "Y, en cualquier caso, las cifras absolutas [de complicaciones] son mínimas y, si bien los riesgos a corto plazo podrían inclinar la balanza en favor de la vía abdominal electiva, a largo plazo, esta intervención aumenta las posibilidades de aparición de problemas de mala inserción de la placenta", entre otros.
Por tanto, las consecuencias a largo plazo de las cesáreas repetidas también se deben tener en cuenta a la hora de planificar el parto y las mujeres deben conocerlos. "Desafortunadamente, es probable que la discusión sobre los mínimos riesgos asociados con el parto vaginal después de una cesárea y la necesidad de abogar con este método siga siendo académica", apunta Catherine Spong, del Instituto Nacional de Salud del Niño y Desarrollo Humano de EEUU.
"A pesar del bajo riesgo que tiene intentar un parto vaginal después de una cesárea, en mucha zonas, las mujeres no tienen la oportunidad de elegir el método que prefieren para dar a luz", subraya Spong en un artículo publicado en la misma revista.
Para evitar esta situación, los médicos deben contar con información de calidad que les permita aconsejar a las mujeres. Pero también, opina Casellas, "sería bueno reducir el número de cesáreas, tanto en el primer parto como en los siguientes". Como resume Spong, "ni el clínico ni el paciente tendrían que preocuparse [...] si la primera cesárea se hubiera evitado"



Algo más de información real sobre el tema no le vendría nada mal a las futuras madres. Lo malo es que el estamento médico, en un alto porcentaje, prefiere que las cosas sigan como están. O sea, mal.
Ustedes mismas...

jueves, 15 de marzo de 2012

Los Venenos Azucarados

A continuación publicamos un artículo aparecido en El Mundo.es, haciendo la salvedad de que olvidan algo fundamental: este tipo de brebajes no solamente dañan el corazón (y provocan otras muchas lindezas) en los hombres (más propensos a los hábitos "grasientos"), sino que también son perjudiciales para las mujeres -y, obviamos decir, para cualquier persona que sufra de Diabetes, a pesar de las recomendaciones surrealistas de muchos endocrinólogos-.

Conviene recordar que un nivel elevado de glucosa en sangre inhibe el proceso natural de quema de grasa, favoreciendo además los niveles altos de triglicéridos y la posibilidad de aparición de placas de ateroma en vasos sanguíneos.

Y una cosa más: las bebidas light son aún peores...

(Más información aquí y aquí)


ESTUDIO | En hombres

Las bebidas azucaradas dañan el corazón

Silvia R. Taberné | Madrid 


Las bebidas azucaradas son objeto de estudio... Y algunas de ellas no pasan por su mejor momento. A la dudas que crean sus componentes y la demostración científica de que se relacionan con un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2, ahora se añade, en el caso de los hombres, el incremento de sufrir un 20% más de enfermedades cardiovasculares si se toma poco más de una lata al día.
Esta es la conclusión a la que llegan desde las páginas de 'Circulation', publicación de la Asociación Americana del Corazón de EEUU. Según el estudio que recoge liderado por Frank B. Hu, profesor de Nutrición y Epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Harvard de Boston (EEUU), "este trabajo se suma a la creciente evidencia de que las bebidas azucaradas son perjudiciales para la salud cardiovascular".

Evidencias

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en los Estados Unidos. Los factores de riesgo incluyen la obesidad, el tabaquismo, la inactividad física, la diabetes y la mala alimentación; pero hasta ahora muy poco se sabía sobre el papel que jugaban las bebidas azucaradas en este peligroso cóctel.
Por ello, el equipo de Hu se dedicó a seguir los casos de cerca de 43.000 hombres, todos ellos dedicados a algún área de la Medicina, durante 22 años. Para que no se viesen los resultados influidos, se descartó a todos aquellos que ya tuviesen diabetes tipo 2 o algún tipo de enfermedad cardiovascular.
De 1986 a 2008, los participantes en este estudio tuvieron que someterse cada dos años a una serie de encuestas sobre sus estilos de vida, así como a un análisis de sangre. "Medimos lípidos y proteínas diferentes en la sangre, que son indicadores de una posible enfermedad cardiaca. Así, investigamos la proteína C-reactiva (PCR), los lípidos dañinos llamados triglicéridos o los lípidos buenos como las lipoproteínas de alta densidad (HDL)", comenta el profesor Hu.
"Lo que descubrimos fue que, en comparación con los que no consumían este tipo de refrescos, aquellos que bebían 12 onzas (355 mililitros) de bebidas azucaradas al día -una lata y poco más- tenían mayores niveles de triglicéridos y PCR, mientras que se mantenían bajos niveles de HDL". ¿Y esto qué quiere decir? "Fundamentalmente con estos datos se muestra la relación entre las bebidas azucaradas y un mayor riesgo de sufrir un accidente cardiovascular", resume Hu. Y casos tuvieron para comprobarlo, pues en estas dos décadas de seguimiento, entre los participantes se dieron casi 3.700 casos de problemas cardíacos.
Por otro lado, las bebidas endulzadas artificialmente -es decir, aquellas que contienen menos azúcares, como las light- no parecen vinculadas a este aumento del riesgo.
Algo que los autores destacan en su estudio es que el crecimiento del riesgo se mantiene incluso después de controlar otros factores como fumar, la inactividad física, el consumo de alcohol y los antecedentes familiares de enfermedades del corazón. Esto no quiere decir que para cuidar la salud no se pueda tomar alguna que otra bebida azucarada. "El consumo menos frecuente -por ejemplo, dos veces por semana- no aumenta estas probabilidades", concluyen los investigadores

miércoles, 14 de marzo de 2012

Carnes Rojas: venenos potenciales


ESTUDIO | Datos de más de 100.000 personas

Comer mucha carne roja acorta la vida

  • Consumir carne roja y procesada eleva la mortalidad por cáncer y corazón
  • Los expertos recomiendan no ingerir más de 70 gramos al día
  • Sustituir la carne por pescado, legumbres o pollo aumenta la supervivencia


Patricia Matey | Madrid | El Mundo.es

Es usted un amante de la carne roja, ¿cuánta consume a la semana? Si su respuesta es positiva y come carne todos los días debería replantearse su dieta: los datos de una gran estudio llevado a cabo durante más de dos décadas confirman que la ingesta excesiva de este alimento, especialmente la carne procesada, eleva la mortalidad por cáncer y, también, por patología cardiovascular.
An Pan, de la Universidad de Harvard (EEUU), es el autor principal de la investigación en la que han participado 37.698 varones y 83.644 mujeres.
"La carne roja es la mayor fuente de proteínas y grasas en la mayoría de las dietas. Existe evidencia científica sustancial a través de varios estudios epidemiológicos que constatan que la carne roja está asociada a un mayor riesgo de diabetes, de enfermedad cardiovascular y de algunos tipos de cáncer. Sin embargo, muchos de estos trabajos se han llevado a cabo en poblaciones con una proporción muy elevada de vegetarianos. Nosotros hemos investigado la relación entre el consumo de carne roja y las causas específicas de mortalidad en dos cohortes grandes a las que hemos seguido durante más de dos décadas", introducen los autores en el último 'Archives of Internal Medicine' .
El ensayo se ha llevado a cabo con más de 37.00 hombres participantes en el 'Estudio de Profesionales de la Salud' (HPFS, sus siglas en inglés) iniciado en 1986 con el fin de establecer la relación entre factores nutricionales y enfermedades crónicas y con más de 83.000 mujeres del'Estudio de la salud de las Enfermeras' (NHS) en el que participan 230.000 féminas desde 1970.
Mientras el grupo de varones, sin antecedentes de patología cardiaca ni cáncer fue seguido durante 20 años, el de mujeres tuvo un seguimiento de 28. Tanto ellas como ellos rellenaron un cuestionario cada cuatro años sobre ingesta de carne roja y procesada, así como de otros alimentos: cereales, legumbres, pescado...
Asimismo, los científicos tuvieron en cuenta la información médica de todos los participantes, el estilo de vida, si tomaban o no suplementos vitamínicos, si practicaban deporte y el historial familiar de diabetes, cáncer, infarto de miocardio, hipertensión e hipercolesterolemia. En el caso de las mujeres se indagó además en el uso de terapia hormonal sustitutoria para aquéllas que ya había entrado en la menopausia.
Durante el tiempo de seguimiento se produjeron 8.926 muertes entre los varones. 2.716 por enfermedad cardiovascular y 3.073 por cáncer. En el caso de las mujeres, los fallecimientos por culpa del corazón fueron 3.194 y 6.391 por enfermedad oncológica. "Los hombres y mujeres que más carne roja consumían eran también los que menos deporte practicaban, bebían más alcohol, fumaban y tenían un mayor índice de masa corporal", recuerdan los científicos.

Porción diaria

Apuntan en su estudio que "una porción diaria de carne roja (aproximadamente del tamaño de una baraja de cartas) se asoció a un 13% más de riesgo de mortalidad, mientras que la ingesta diaria de carne procesada (una salchicha o dos lonchas beicon) se relacionaron con un 20% más de riesgo. Entre las causas específicas, los aumentos del riesgo fueron de 18% y 21%, para el corazón y de 10% y 16%, para él cáncer.
Uno de los aspectos en los que los investigadores hacen hincapié es en que "la sustitución de proteínas de la carne roja por otras más saludables: pescado, pollo, nueces, legumbres... se relacionó con una menor mortalidad.
La carne roja, especialmente la procesada, contiene ingredientes que se han relacionado con mayor riesgo de enfermedades crónicas, como enfermedades cardiovasculares y cáncer. Estos incluyen el hierro, las grasas saturadas, los nitritos y ciertos productos cancerígenos que se forman durante la cocción", agregan los investigadores que defienden "sustituir la carne roja por otros componentes de la dieta más sanos, lo que podría disminuir la mortalidad".

Exceso de consumo en España

Carlos Alberto González Svatetz, jefe de la Unidad de Nutrición, Ambiente y Cáncer del Instituto Catalán de Oncología y coordinador en España del estudio EPIC (estudio prospectivo Europeo sobre dieta, cáncer y salud), reconoce a ELMUNDO.es "que los datos confirman lo que sabemos desde hace tiempo. De hecho, nuestros estudios han demostrado que el exceso de consumo de carne está relacionado con más riesgo de cáncer de colon, una relación que está aceptada ya por la comunidad científica, pero también con más probabilidades de padecer cáncer de estómago y esófago".
Este especialista admite que "la ingesta de carne roja es un problema en España. Consumimos más carne que otros países como Francia, Suecia... Nosotros no decimos que la carne se elimine totalmente de la dieta, pero recomendamos que no se excedan los 70 gramos al día. Sin embargo, tenemos datos de que el consumo promedio está en 250 gr diarios. Es tres veces más de lo recomendado. Se tiene que valorar además que el exceso de este alimento contribuye a la obesidad, que es un problema ya de salud pública".
El doctor González reconoce que "cambiar los hábitos dietéticos de la población no es sencillo. Nosotros tenemos una gran variedad de pescados, algunos más baratos que la carne, pero no se consumen tanto. Tras la posguerra y con las mejoras económicas se produjo un aumento de su ingesta. De hecho, hoy estamos entre los mayores consumidores del mundo".

'Bueno para usted, y para el planeta'

Dean Ornis, de la Universidad de San Francisco (EEUU) y autor del editorial que acompaña al estudio, se pregunta "¿Es la carne roja mala para usted? En una palabra, sí. Este es el primer estudio a gran escala, prospectivo y longitudinal que muestra que el consumo de ambos, carnes procesadas ​​y rojas sin procesar, está asociado con un mayor riesgo de mortalidad prematura por todas las causas, además de relacionar estos alimentos con más probabilidades de padecer diabetes tipo 2".
Este experto recuerda que "está emergiendo un consenso entre los expertos en nutrición sobre lo que constituye una forma saludable de comer: poca o ninguna carne roja, alto contenido alto contenido de verduras, frutas, legumbres y soja, pocos hidratos de carbono simples y refinados, como el azúcar, la harina... un consumo elevado de ácidos grasos omega- 3 y pocas grasas. Pero, sobre todo más calidad y menos cantidad."
En un momento en que "el 20% de personas de EEUU se acuestan con hambre cada noche, y casi el 50% de la población mundial está desnutrido, la elección de comer más a base de plantas y menos carne roja es mejor para todos nosotros, nuestros seres queridos, y nuestro planeta".

martes, 13 de marzo de 2012

Con nuestra salud no se juega


    Conservantes, colorantes y aditivos. Con nuestra salud no se juega!
    Antigüamente los alimentos se conservaban con métodos e ingredientes totalmente naturales como el humo, la sal el vinagre o las propias especias condimentarias, entre las cuales cabe destacar el tomillo y otras plantas antimicrobianas y antipútridas. Sin embargo en la actualidad los venenos no sólo proliferan en los cultivos y en los medicamentos, si no que también se utilizan en la conservación de los alimentos. Lo más grave es cuando no conformes, la industria en la conservación se dedica a meter venenos legales en la coloración o en el sabor de una manera artificial. Actualmente hay más de 2.500 sutancias utilizadas por esta industria a la que solo le importa llenarse los bolsillos de euros.

    El consumidor que tiene ante sí un producto alimentario debe de realizar un gran esfuerzo para conocer exactamente qué es los que le están metiendo en su organismo. Primeramente porque necesita de una buena lupa de aumento para poder leer la letra pequeña de esos ingredientes artificiales y en segundo lugar porque una vez identificados usted no dispone de información para desvelar esas claves en las que figuran escritos, así que el consumidor no tiene más remedio que acudir al Boletín Oficial del Estado (BOE del 12-1-96 para los edulcorantes, BOE del 22-1-96 para los colorantes y BOE del 22-3-97 para todos los demás) sin embargo no es allí donde el consumidor encontrará los riesgos posibles que conlleva su uso. La Real Academia de la Lengua define la palabra "aditivo" de la siguiente manera: "Toda sustancia que, sin constituir por sí misma un alimento ni poseer valor nutritivo, se agrega intencionadamente a los alimentos y bebidas en cantidades mínimas con objeto de modificar sus caracteres organolépticos o facilitar o mejorar su proceso de elaboración y/o conservación" (BOE 11-3-75)

    La deducción bien clara es que la utilización de estos aditivos es puramente económica, es decir que el producto resulte atractivo para el consumidor, que se conserve por más tiempo para así ser rentable... etc. Los beneficiados siempre son los productores o fabricantes y la salud parece ser que importa bien poco si nos atenemos a los riesgos de estos productos a la larga en el cuerpo humano. Y no me vengan los señores legalistas con aquello de que cumplen la ley. ¿Qué ley? ¿La de España por ejemplo? Entonces que alguien me explique porqué en los países nórdicos están prohibidos casi todos los colorantes artificiales y en Estados Unidos solo se autorizan 9 y en España 23. ¿Alguna respuesta? ¿Por qué investigadores rusos sostienen que el Amaranto, o sea el que nos viene en las etiquetas como E123, produce cáncer y alteraciones en los cromosomas estando prohibido en Rusia y Estados Unidos desde 1972? Curiosamente este colorante está autorizado en otros países como España y se utiliza en sucedáneos de caviar, helados, salsas, conservas vegetales, mermeladas, conservas de pescado y yogur. 
    En España, además, se autoriza su uso en la elaboración de vinos, bebidas alcohólicas y huevas de pescado. 
    Nos engañan, esa es la verdad. Mucho podríamos hablar de cómo nos engañan y envenenan legalmente muchas empresas que elaboran productos con todos estos venenos legales. Por ejemplo la famosa trucha asalmonada es trucha vulgar coloreada con Xantofilas, un colorante anaranjado derivado de los carotenoides y obtenido por síntesis química y que es utilizado en la alimentación de las truchas de piscifactorías para conseguir un color más intenso de la carne con el consiguiente fraude para los consumidores.

    Por desgracia y curiosamente, la Unión Europea se pone de acuerdo en muchas legislaciones que afectan a todos los países miembros y que son de obligado cumplimiento, mientras que en este aspecto cada país anda con la ley a su antojo y es así como encontramos muchos de estos productos prohibidos en países como Alemania, Francia, Reino Unido y sin embargo esos mismos productos o sustancias venenosas se toleran a los fabricantes de otros países como España por ejemplo.
    Respecto a los conservante según investigadores japoneses el ácido sórbico (E200) podría tener efectos mutágenos. Y otro muy utilizado en la elaboración de vinos, los sulfitos (E220 al E228), provocan reacciones alérgicas, diarrea, problemas cutáneos y vómitos, además de destruir la vitamina B1. 
    Otro conservante polémico, el E284 (ácido bórico) aún se autoriza en España a pesar de que la OMS lo considera inaceptable como aditivo. El listado de venenos legales es largo pero hay algunos dignos de ser mencionados y si aparecen en los productos que compramos es mejor desecharlos pro el bien de nuestra salud. El ácido cítrico (E330) puede provocar urticaria, los fosfatos (del E338 al E341) pueden producir desórdenes digestivos y descalcificaciones en los niños. 
    Y hablando de los niños: ¿sabe usted la cantidad de porquerías que contienen esos caramelitos y chuches de feria de mil colorines? ¿Realmente quiere usted que su hijo en el futuro sea un candidato a nuevas enfermedades?. 
    Una noticia que leí hace poco reza así: "La Unión Europea está considerando la posibilidad de desautorizar algunos emulsionantes (desde el E431 al E436) debido a que podrían provocar alteraciones graves en el estómago. 
    Es obvio que están jugando con nuestra salud, que solo se mira el bolsillo de las empresas y fabricantes de tanta porquería. De nosotros depende que ellos, los que las fabrican, las vendan o las acaben retirando. Por favor lee bien las etiquetas de los productos y actúa en consecuencia.

    Mira bien en las etiquetas de los productos que consumes. La letra pequeña esconde muchos venenos legalizados por el sistema en beneficio de los de siempre: los ricos y los fabricantes industriales. No te dejes engañar: un producto natural, caduca antes pero no debe contener ni colorantes, ni conservantes. La química hace milagros de conservación que solo benefician a los bolsillos de los fabricantes. Si los productos que contienen todas esas sustancias, bajan en ventas, os aseguro que ya se espabilaran para la fabricación de productos más naturales. De nosotros depende, de los propios consumidores. Tómate tiempo cuando vayas a comprar en leer las etiquetas. Aprovecho la ocasión para reivindicar una ley que por fin obligue a envasar en botellas reciclables y a hacer constar en las etiquetas cuando un producto contiene un alimento o producto modificado genéticamente. A continuación os expongo el listado completo de todos los conservantes, colorantes y aditivos, en su mayoría químicos, que se usan en la industria conservera y alimentaria.
Fuente: Ecoaldea

lunes, 12 de marzo de 2012

Listado de Aditivos, Conservantes y Colorantes



Mira bien en las etiquetas de los productos que consumes. La letra pequeña esconde muchos venenos legalizados por el sistema en beneficio de los de siempre: los ricos y los fabricantes industriales. No te dejes engañar: un producto natural, caduca antes pero no debe contener ni colorantes, ni conservantes. La química hace milagros de conservación que solo benefician a los bolsillos de los fabricantes. Si los productos que contienen todas esas sustancias, bajan en ventas, os aseguramos que ya se espabilaran para la fabricación de productos más naturales. De nosotros depende, de los propios consumidores. Tómate tiempo cuando vayas a comprar en leer las etiquetas. Aprovechamos la ocasión para revindicar una ley que por fín obligue a envasar en botellas reciclables y a hacer constar en las etiquetas cuando un producto contiene un alimento o producto modificado genéticamente. A continuación os expongo el listado completo de todos los conservantes, colorantes y aditivos, en su mayoría químicos, que se usan en la industria conservera y alimentaria.


    En rojo los peligrosos, en azul los aceptables pero dudosos y en verde los naturales.

    Listado completo

    E100
    • Curcumina. Colorante amarillo, de origen natural. Constituye una parte del curry. Es un extracto de la curcuma, rizoma procedente de la India. Se parece al gengibre, incluso en el olor. Algo amargo. Se obtiene también químicamente. Se obtiene por síntesis.
    • Alimentos: mantequillas, quesos, leche, mostazas, té y productos de pastelería.
    • Toxicidad: ninguna
    E101
    • Lactoflavina. Colorante amarillo. Origen: natural (huevos, leche, hígado). También se obtiene por medios químicos. Es la vitamina B-2
    • Alimentos: mantequillas, quesos, leches, productos de pastelería y postres instantáneos.
    • Toxicidad: ninguna
    E102
    • Tartrazina. colorante amarillo artificial. Pertenece al grupo de de los colorantes azoicos.
    • Alimentos:Productos de pastelería y pescados.
    • Toxicidad: ALTA. Es peligroso. Puede producir asmas, alergias y eczemas, si se mezcla con analgésicos como la spirina por ejemplo.
    E103
    • Crisoina S. Colorante amarillo. Artificial. Prohibido desde 1978 en todos los paises del mercado común.
    • Alimentos: pastelería y helados
    • Toxicidad: peligroso, especialmente para los niños.
    E104
    • Amarillo de Quinoleína. colorante amarillo artificial. Inocuidad controvertida.
    • Alimentos: Pastelería y helados.
    • Toxicidad: sospechoso. Evitarlo
    E105
    • Amarillo sólido. Colorante amarillo artificial del grupo de los colorantes azoicos. Prohibido desde 1978 en todos los paises del Mercado Común.
    • Alimentos: pastelería y helados.
    • Toxicidad: peligroso. Provoca alergias si se mezcla con analgésicos. Rechazar.
    E106
    • Fosfato de Lactoflavina. Colorante amarillo de la vitamina B-2. Muchas plantas lo poseen. Tambien es conocido como E101a
    • Alimentos: pescados y productos de pastelería.
    • Toxicidad: no es tóxico.
    E110
    • Amarillo naranja S. Colorante anaranjado artificial. Pertenece al grupo de los colorantes azoicos.
    • Alimentos: galletas y productos de pastelería.
    • Toxicidad: Peligroso! Provoca alergias si se mezcla con analgésicos.. Causa urticaria y asma. No usar
    107
    • Amarillo 2G. Colorante amaillento artificial
    • Alimentos: galletas y productos de pastelería.
    • Toxicidad: peligoso! Mismos efectos que el E110.
    E111
    • Naranja GGN.
    • Colorante anaranjado artificial. Prohibido desde 1978 en todos los paises del Mercado Común
    • Alimentos: caramelos, helados y pastelería.
    • Toxicidad: peligroso!, especialmente para los niños No usar.
    E120
    • Cochinilla o ácido carmínico.
    • Colorante rojo carmín.
    • Alimentos: sidras, vermouths, aperitivos.
    • Toxicidad: Muy peligroso, en especial para los niños si se mezcla con analgésicos. Se han detectado en experimentos hechos en ratas, una disminución del crecimiento y proliferación del tejido del bazo en los conejos. Produce hiperactividad en los niños. Si lo encontrais, denunciadlo.
    E121
    • Orcilla.
    • Colorante rojizo que se extrae de los líquenes pero que también se obtiene por síntesis.
    • Prhibido desde 1978 en todos los paises del Mercado Común.
    • Alimentos: sopas preparadas, potajes, pastelería y galletas.
    • Toxicidad: peligroso.
    E122
    • Azorrubina.
    • Colorante rojo artificial.
    • En experimentos sobre ratones, se observó anemias, linfomas y tumores.
    • Alimentos: caramelos, helados y pastelería.
    • Toxicidad: Sospechoso pese a la poca información sobre él.
    E123
    • Amaranto.
    • Colorante rojo artificial. Pertenece al grupo escalofriante de los azoicos.
    • Prohibido en URSS y EEUU.
    • Alimentos: caramelos y pastelería.
    • Toxicidad: peligroso.Puede producir cáncer.
    E125
    • Escarlata G.N.
    • Colorante rojo oscuro artificial. Pertenece al famoso grupo de los azoicos.
    • Es muy dificil eliminar por el organismo.
    • En 1978 se prohibió en los paises del Mercado Común.
    • Alimentos: caramelos y pastelería.
    • Toxicidad: peligroso. produce alergias mezclado con analgésicos, hipertiroidismo y fototoxicidad.
    E126
    • Ponceau 6R
    • Colorante rojo oscuro artificial. Pertenece al grupo de los azoicos.
    • En 1978 se prohibe en todos los paises del Mercado Común.
    • Experimentado en ratas se produjo carcinomas, sarcomas y adenomas.
    • Aliemntos: frutos rojos, pastelería y caramelos.
    • Toxicidad: peligroso. En las personas provoca alergias.
    E127
    • Eritrosina
    • Colorante rojo artificial.
    • Inhibe la acción de la pepsina y altera la función tiroidea.
    • Aliemtos: frutos rojos.
    • Toxicidad: muy sospechosa. Abstenerse.
    128
    • Rojo 2G
    • Colorante rojo artificial.
    • Produce alergias
    • Toxicidad: peligroso. Desconfiar.
    E130
    • Azul de Antraquinona
    • Colorante azul artificial.
    • Es un potencial cancerígeno. Produce alergias y urticaria en pocos minutos.
    • Aliemtos: pastelería.
    • Toxicidad: peligroso, desconfiar.
    E131
    • Azul patente V
    • Colorante artificial azulado.
    • Cancerígeno. Provoca alergias y urticaria
    • Alimentos: pastelería.
    • Toxicidad: peligroso, desconfiar.
    E132
    • Indigotina I
    • Colorante artificial azulado.
    • Alimentos: sopas preparadas, tés, galletas y pastelería.
    • Toxicidad: Ninguna, pero tampoco es útil.
    133
    • Azul brillante FCF
    • Colorante artificial azulado
    • Toxicidad: evitar.
    E140
    • Clorofila A y B.
    • Colorante verde que se extrae de plantas. se obtiene también químicamente.
    • Alimentos: mostazas.
    • Toxicidad: No es tóxico.
    E141
    • Complejos cúpricos de clorofilas y clorofilinas
    • Colorante verde. Se obtiene de clorofilas y clofilinas que contienen cobre.
    • Alimentos: legumbres
    • Toxicidad: No es tóxico.
    E142
    • Verde ácido artificial.
    • Potencial cancerígeno
    • Toxicidad: Poca, pero evitarlo
    E150
    • Caramelo
    • Colorante amarronado. se obtiene en presencia de amoníaco.
    • Provoca alteraciones sanguíneas en ratas experimentadas.
    • Alimentos: chocolate, bebidas, salasa de soja, etc.
    • Toxicidad: Evitarlo.
    E151
    • Negro brillante BN
    • Colorante artificial negro.
    • Por la acción del calor se convierte en tóxico.
    • Produjo quistes en los intestinos en experimentos con cerdos.
    • Toxicidad, poca, pero yo no lo tomaría.
    E152
    • Negro 7984
    • Colorante artificial negro.
    • Se prohibió en 1978 en los paises del Mercado Común.
    • Alimentos: pastelería.
    • Toxicidad: peligroso. abstenerse.
    E153
    • Carbo medicinalis vegetalis.
    • Colorante negro obtenido del carbón vegetal.
    • Alimentos: conservas vegetales, condimetos, pastelería y galletas.
    • Toxicidad: Aunque no es tóxico, puese ser peligroso dependiendo de su pureza. No tomarlo.
    154
    • Marrón FK
    • Colorante artificial.
    • Del grupo de los azoicos.
    • Tiene los mismos efectos que el E123.
    • Experimentos con bacterias han demostrado mutaciones genéticas.
    • Alimentos: ahumados
    • Toxicidad: peligroso.Sospechoso.
    155
    • Marrón HT
    • Colorante marrón artificial. Grupo azoicos
    • Efectos como el 154
    • Toxicidad: Evitarlo, desconfiar.
    E160
    • Caretenoides
    • Colorantes naturales. Se obtienen por extractos de plantas. Se obtienen también sintéticamente.
    • Toxicidad: ninguna, es aceptable y además el organismo convierte este colorante en vitaminas.
    E161
    • Xantofilas
    • Colorantes naturales naranja. Se consigue por medio de las plantas (carotenoides)
    • Alimentos: galletas y pastelería.
    • Toxicidad: No es tóxico (menos mal)
    E162
    • Betanina o rojo de Remolacha.
    • Colorante natural conseguido de extractos de remolacha.
    • Alimentos: pastelería.
    • Toxicidad: no es tóxico.
    E163
    • Antocianinas.
    • Colrorante azul, violeta o rojo.
    • Origen: natural. Extractos de legumbres.
    • Alimentos: Pastelería.
    • Toxicidad: no es tóxico.
    E170
    • Carbonato de calcio.
    • Color: blanco o gris.
    • Origen: mineral
    • Efectos: poco se sabe.
    • Alimentos: pastelería.
    • Toxicidad: no es tóxico.
    E171
    • Bióxido de Titanio.
    • Color: blanco.
    • Origen: a base de titanio.
    • Efectos: Puede bloquear la respiración celular, en especial en riñones e hígado.
    • Alimentos: decoración de pasteles
    • Toxicidad: peligroso, evitarlo.
    E172
    • Óxidos e hidróxidos de hierro.
    • Colorante amarillo
    • Origen hierro.
    • Alimentos: Decorados de pastelería.
    • Toxicidad: No es tóxico, pero mejor evitarlo.
    E173
    • Aluminio.
    • Colorante gris o plateado.
    • Origen: aluminio.
    • Inocuidad controvertida.
    • Efectos: en cantidades importantes o con muchas impurezas resulta peligroso.
    • Alimentos: pastelería.
    • Toxicidad: evitarlo
    E174
    • Plata
    • Poco utlizado.
    E175
    • Oro
    • Colorante color oro.
    • Origen: oro
    • Poco utilizado
    E180
    • Pigmento Rubí
    • Colorante rojo.
    • Origen: sintético.
    • sospechoso de toxicidad.
    • Alimentos: en las cortezas de ciertos quesos.
    • Toxicidad: evitarlo y desconfiar.
    E181
    • Tierra sombra quemada.
    • Colorante color tierra.
    • Origen: combustión de hierro, manganeso, calcio y aluminio.
    • Alimentos: se encuentra en la corteza de ciertos quesos.
    • En 1978 se prohibió en todos los paises del Mercado Común.
    • Toxicidad: muy peligroso. Denunciad los productos.


    CONSERVANTES
    E200
    • Ácido sórbico.
    • Conservante natural
    • Origen: Natural de plantas y sintético.
    • Alimentos: leche fermentada y yogurs.
    • Toxicidad: ninguna
    E201
    • Sorbato de Sodio.
    • Conservante natural o artificial.
    • Se obtiene de la naturaleza, pero también, artificialmente.
    • El organismo humano lo metaboliza perfectamente.
    • Alimentos: leche fermentada y yogur.
    • Toxicidad: ninguna.
    E202
    • Sorbato de Potasio.
    • Conservante natural o artificial.
    • Se obtiene de la naturaleza, aunque se fabrica artificialmente.
    • El organismo lo asimila perfectamente.
    • Alimentos: leche fermentada y yogur.
    • Toxicidad: ninguna 
    E203
    • Sorbato de Calcio
    • Se obtiene en la naturaleza y artificialmente.
    • Bien asimilado por el organismo.
    • Alimentos: leche fermentada y yogur.
    • Toxicidad: ninguna.
    ¡¡¡ CUIDADO CON LOS QUE VIENEN A CONTINUACIÓN!!!
    E210
    • Acido Benzoico.
    • Sustancia ajena al organismo humano.
    • Puede presentar problemas toxicológicos y alergias.
    • Su acumulación en el organismo puede riesgos de cáncer. Produce asma y urticaria si se toma al mismo tiempo que colorantes. En estudios llevados a cabo con animales provocó ataques epilépticos.
    • ATENCIÓN: Si se mezcla con el E222 provoca problemas neurológicos.
    • Alimentos: mariscos en conserva y caviar.
    • Toxicidad: Muy peligroso. (No prohibido)
    E211
    • Acido Benzoico.
    • Sustancia ajena al organismo humano.
    • Puede presentar problemas toxicológicos y alergias.
    • Su acumulación en el organismo puede riesgos de cáncer. Produce asma y urticaria si se toma al mismo tiempo que colorantes. En estudios llevados a cabo con animales provocó ataques epilépticos.
    • ATENCIÓN: Si se mezcla con el E222 provoca problemas neurológicos.
    • Alimentos: mariscos en conserva y caviar.
    • Toxicidad: Muy peligroso. (No prohibido)
    E212
    • Benzoato de Potasio
    • Sustancia ajena al organismo humano.
    • Puede presentar problemas toxicológicos y alergias.
    • Su acumulación en el organismo puede riesgos de cáncer. Produce asma y urticaria si se toma al mismo tiempo que colorantes. En estudios llevados a cabo con animales provocó ataques epilépticos.
    • ATENCIÓN: Si se mezcla con el E222 provoca problemas neurológicos.
    • Alimentos: mariscos en conserva y caviar.
    • Toxicidad: Muy peligroso. (No prohibido)
    E213
    • Benzoato de Calcio.
    • Sustancia ajena al organismo humano.
    • Puede presentar problemas toxicológicos y alergias.
    • Su acumulación en el organismo puede riesgos de cáncer. Produce asma y urticaria si se toma al mismo tiempo que colorantes. En estudios llevados a cabo con animales provocó ataques epilépticos.
    • ATENCIÓN: Si se mezcla con el E222 provoca problemas neurológicos.
    • Alimentos: mariscos en conserva y caviar.
    • Toxicidad: Muy peligroso. (No prohibido)
    E214
    • P-hidroxibenzoato de Etilo.
    • Sustancia ajena al organismo humano.
    • Puede presentar problemas toxicológicos y alergias.
    • Su acumulación en el organismo puede riesgos de cáncer. Produce asma y urticaria si se toma al mismo tiempo que colorantes. En estudios llevados a cabo con animales provocó ataques epilépticos. En ratas redujo el crecimiento.
    • ATENCIÓN: Si se mezcla con el E222 provoca problemas neurológicos.
    • Alimentos: mariscos en conserva y caviar.
    • Toxicidad: Muy peligroso. (No prohibido)
    E215
    • Derivado sódico del ester etílico del ácido p-hidroxibenzoico.
    • Sustancia ajena al organismo humano.
    • Puede presentar problemas toxicológicos y alergias. Riesgos de cáncer.
    • Su acumulación en el organismo puede riesgos de cáncer. Produce asma y urticaria si se toma al mismo tiempo que colorantes. En estudios llevados a cabo con animales provocó ataques epilépticos. En ratas redujo el crecimiento.
    • ATENCIÓN: Si se mezcla con el E222 provoca problemas neurológicos.
    • Alimentos: mariscos en conserva y caviar.
    • Toxicidad: Muy peligroso. (No prohibido)
    E216
    • P-hidroxibenzoato de Propilo.
    • Sustancia ajena al organismo humano.
    • Puede presentar problemas toxicológicos y alergias.
    • Su acumulación en el organismo puede riesgos de cáncer. Produce asma y urticaria si se toma al mismo tiempo que colorantes. En estudios llevados a cabo con animales provocó ataques epilépticos. En ratas redujo el crecimiento.
    • ATENCIÓN: Si se mezcla con el E222 provoca problemas neurológicos.
    • Alimentos: mariscos en conserva y caviar.
    • Toxicidad: Muy peligroso. (No prohibido)
    E217
    • Derivado sódico del ester propílico del ácido p-hidroxibezoico.
    • Sustancia ajena al organismo humano.
    • Puede presentar problemas toxicológicos y alergias.
    • Su acumulación en el organismo puede riesgos de cáncer. Produce asma y urticaria si se toma al mismo tiempo que colorantes. En estudios llevados a cabo con animales provocó ataques epilépticos. En ratas redujo el crecimiento.
    • ATENCIÓN: Si se mezcla con el E222 provoca problemas neurológicos.
    • Alimentos: mariscos en conserva y caviar.
    • Toxicidad: Muy peligroso. (No prohibido)
    E218
    • P-hidroxibenzoato de metilo
    • Sustancia ajena al organismo humano.
    • Provoca alteraciones graves en el sentido del gusto.
    • Puede presentar problemas toxicológicos y alergias.
    • Su acumulación en el organismo puede riesgos de cáncer. Produce asma y urticaria si se toma al mismo tiempo que colorantes. En estudios llevados a cabo con animales provocó ataques epilépticos. En ratas redujo el crecimiento.
    • ATENCIÓN: Si se mezcla con el E222 provoca problemas neurológicos.
    • Alimentos: mariscos en conserva y caviar.
    • Toxicidad: Muy peligroso. (No prohibido)
    E219
    • P-hidroxibenzoato metil de sodio
    • Sustancia ajena al organismo humano.
    • Puede presentar problemas toxicológicos y alergias.
    • Su acumulación en el organismo puede riesgos de cáncer. Produce asma y urticaria si se toma al mismo tiempo que colorantes. En estudios llevados a cabo con animales provocó ataques epilépticos. En ratas redujo el crecimiento.
    • ATENCIÓN: Si se mezcla con el E222 provoca problemas neurológicos.
    • Alimentos: mariscos en conserva y caviar.
    • Toxicidad: Muy peligroso. (No prohibido)
    E220
    • Anhídrido sulfuroso.
    • Provoca irritaciones del tubo digestivo.
    • Hace inactiva la vitamina B1 y su consumo prolongado puede producir avitaminosis (carencia de vitaminas en el organismo), provoca dolores de cabeza y vómitos.
    • Alimentos: cervezas, vinos, zumos de frutas.
    • Toxicidad: peligroso, no tomar.
    E221
    • Sulfato de sodio.
    • Provoca irritaciones del tubo digestivo.
    • Hace inactiva la vitamina B1 y su consumo prolongado puede producir avitaminosis (carencia de vitaminas en el organismo), provoca dolores de cabeza y vómitos.
    • Alimentos: cervezas, vinos, zumos de frutas.
    • Toxicidad: peligroso, no tomar.
    E222
    • Bisulfito de sodio.
    • Provoca irritaciones del tubo digestivo.
    • Hace inactiva la vitamina B1 y su consumo prolongado puede producir avitaminosis (carencia de vitaminas en el organismo), provoca dolores de cabeza y vómitos.
    • Alimentos: cervezas, vinos, zumos de frutas.
    • Toxicidad: peligroso, no tomar.
    E223
    • Disulfito de sodio.
    • Provoca irritaciones del tubo digestivo.
    • Hace inactiva la vitamina B1 y su consumo prolongado puede producir avitaminosis (carencia de vitaminas en el organismo), provoca dolores de cabeza y vómitos.
    • Alimentos: cervezas, vinos, zumos de frutas.
    • Toxicidad: peligroso, no tomar.
    E224
    • Disulfito de potasio.
    • Provoca irritaciones del tubo digestivo.Peligroso para los asmáticos
    • Hace inactiva la vitamina B1 y su consumo prolongado puede producir avitaminosis (carencia de vitaminas en el organismo), provoca dolores de cabeza y vómitos.
    • Alimentos: cervezas, vinos, zumos de frutas.
    • Toxicidad: peligroso, no tomar.
    E225
    • Disulfito de calcio.
    • Provoca irritaciones del tubo digestivo.
    • Hace inactiva la vitamina B1 y su consumo prolongado puede producir avitaminosis (carencia de vitaminas en el organismo), provoca dolores de cabeza y vómitos.Muy peligroso para los asmáticos.
    • Alimentos: cervezas, vinos, zumos de frutas.
    • Toxicidad: peligroso, no tomar.
    E226
    • Sulfito de calcio.
    • Provoca irritaciones del tubo digestivo.
    • Hace inactiva la vitamina B1 y su consumo prolongado puede producir avitaminosis (carencia de vitaminas en el organismo), provoca dolores de cabeza y vómitos.
    • Alimentos: cervezas, vinos, zumos de frutas.
    • Toxicidad: peligroso, no tomar.
    E227
    • Bisulfito de calcio.
    • Provoca irritaciones del tubo digestivo.
    • Hace inactiva la vitamina B1 y su consumo prolongado puede producir avitaminosis (carencia de vitaminas en el organismo), provoca dolores de cabeza y vómitos.
    • Alimentos: cervezas, vinos, zumos de frutas.
    • Toxicidad: peligroso, no tomar.
    E230
    • Difenilo
    • Este producto penetra en los frutos y no se puede eliminar al lavarlos.
    • Provoca afecciones renales y hepáticas.
    • Actúa como antimicótico para el tratamiento superficial en los cítricos y en los plátanos.
    • Puede producir irritaciones en los ojos y en la nariz.
    • Toxicidad: peligroso, sobre todo en enfermos y niños.
    E231
    • O-fenilfenol
    • Este producto penetra en los frutos y no se puede eliminar al lavarlos.
    • Provoca afecciones renales y hepáticas.
    • Actúa como antimicótico para el tratamiento superficial en los cítricos y en los plátanos.
    • Puede producir irritaciones en los ojos y en la nariz.
    • Toxicidad: peligroso, sobre todo en enfermos y niños.
    E232
    • O-fenilfenolato
    • Este producto penetra en los frutos y no se puede eliminar al lavarlos.
    • Provoca afecciones renales y hepáticas.
    • Actúa como antimicótico para el tratamiento superficial en los cítricos y en los plátanos.
    • Puede producir irritaciones en los ojos y en la nariz.
    • Toxicidad: peligroso, sobre todo en enfermos y niños.
    E233
    • Tiabendazol
    • Este producto penetra en los frutos y no se puede eliminar al lavarlos.
    • Provoca afecciones renales y hepáticas.
    • Actúa como antimicótico para el tratamiento superficial en los cítricos y en los plátanos.
    • Puede producir irritaciones en los ojos y en la nariz.
    • Toxicidad: peligroso, sobre todo en enfermos y niños.
    E236
    • Ácido fórnico
    • Este producto puede producir un bloqueo de los enzimas ferruginosos
    • Es vevenoso en grandes dosis.
    • Está prohibido en varios paises.
    • Toxicidad: Sospechoso. Muy cáustico.
    E237
    • Formiato de sodio
    • Este producto puede producir un bloqueo de los enzimas ferruginosos
    • Es vevenoso en grandes dosis.
    • Está prohibido en varios paises.
    • Toxicidad: Sospechoso.
    E238
    • Hexametilenotetramina
    • Conservante que puede provocar mutaciones genéticas y cáncer. (¿Dónde está la ayuda contra el cáncer si se permite esta basura en alimentos?. Produce desarreglos intestinales o urinarios.
    • Alimentos: conservas de pescado, caviar y cortezas de quesos provolone.
    • En Francia se prohibió en el año 1972.
    • Toxicidad: peligroso. Evitar y desconfiar.
    E240
    • Ácido bórico.
    • Conservante antiséptico que según la OMS es inaceptable como aditivo alimentario a pesar de que aún se usa por unos cuantos fabricantes "asesinos".
    • Los iones bóricos se oponen a la síntesis de la glutamina en el cerebro
    • Prohibido en la CEE.
    • Alimentos: pescados y caviar.
    • Toxicidad: Sospechoso. Evitarlo o mejor aún no comprar los productos que lo utilicen.
    E241
    • Tetraborato de sodio
    • Conservante antiséptico que según la OMS es inaceptable como aditivo alimentario a pesar de que aún se usa por unos cuantos fabricantes "asesinos".
    • Los iones bóricos se oponen a la síntesis de la glutamina en el cerebro
    • Prohibido en la CEE.
    • Alimentos: pescados y caviar.
    • Toxicidad: Sospechoso. Evitarlo o mejor aún no comprar los productos que lo utilicen
    E249
    • Nitrito de Potasio.
    • Destructor potencial de glóbulos rojos, cancerígeno.
    • Toxicidad: peligroso. No tomar.
    E250
    • Nitrito de sodio.
    • Destructor potencial de glóbulos rojos, cancerígeno.
    • Puede provocar accidentes vasculares.
    • Alimentos: Embutidos. (Mira bien lo que compras y rechaza estas basuras)
    • Toxicidad: peligroso. No tomar.
    E251
    • Nitrato de sodio.
    • Destructor potencial de glóbulos rojos, cancerígeno.
    • Puede provocar accidentes vasculares.
    • Alimentos: Embutidos. (Mira bien lo que compras y rechaza estas basuras)
    • Toxicidad: peligroso. No tomar.
    E252
    • Nitrato de Potasio
    • Destructor potencial de glóbulos rojos, cancerígeno.
    • Puede provocar accidentes vasculares.
    • Alimentos: Embutidos. (Mira bien lo que compras y rechaza estas basuras)
    • Toxicidad: peligroso. No tomar.
    E260
    • Ácido acético.
    • Acidificante de origen natural
    • Prohibido en varios paises si no es de origen vínico.
    • Toxicidad: si es de origen vínico no presenta toxicidad.
    • Alimentos: vinagre, condimentos y pan industrial.
    E261
    • Acetato de Potasio.
    • Acidificante de origen natural
    • Prohibido en varios paises si no es de origen vínico.
    • Toxicidad: si es de origen vínico no presenta toxicidad.
    • Alimentos: vinagre, condimentos y pan industrial.
    E262
    • Diacetato de Sodio.
    • Acidificante de origen natural
    • Prohibido en varios paises si no es de origen vínico.
    • Toxicidad: si es de origen vínico no presenta toxicidad.
    • Alimentos: vinagre, condimentos y pan industrial.
    E263
    • Acetato de calcio.
    • Acidificante de origen natural
    • Prohibido en varios paises si no es de origen vínico.
    • Toxicidad: si es de origen vínico no presenta toxicidad.
    • Alimentos: vinagre, condimentos y pan industrial.
    E270
    • Ácido láctico.
    • Conservante de origen natural o químico.
    • se utliza como acidulante.
    • Puede presentar cierta toxicidad en los niños recién nacidos.
    • Alimentos: bebidas y yogurs.
    E280
    • Ácido propiónico.
    • No presenta toxicidad. El cuerpo lo metaboliza como un ácido graso.
    • Evitarlo las personas con migraña. (Esto debería figurar en las etiquetas, digo yo)
    • Alimentos: pan industrial.(El pan nuestro de cada día...)
    E281
    • Propionato de Sodio.
    • No presenta toxicidad. El cuerpo lo metaboliza como un ácido graso.
    • Evitarlo las personas con migraña. (Esto debería figurar en las etiquetas, digo yo)
    • Alimentos: pan industrial.(El pan nuestro de cada día...)
    E282
    • Propionato de calcio
    • No presenta toxicidad. El cuerpo lo metaboliza como un ácido graso.
    • Evitarlo las personas con migraña. (Esto debería figurar en las etiquetas, digo yo)
    • Alimentos: pan industrial.(El pan nuestro de cada día...)
    E290
    • Anhídrido carbónico.
    • Se encuantra en bebidas gaseosas
    • Aumenta los efectos del alcohol.
    • No presenta toxicidad.
    E300
    • Ácido ascórbico.
    • Antioxidante de origen químico que no debe confundirse con la vitamina C natural
    • Alimentos: conservas, salsas y bebidas.
    • Toxicidad: ninguna.
    E301
    • Ascorbato de Sodio.
    • Antioxidante de origen químico que no debe confundirse con la vitamina C natural
    • Alimentos: conservas, salsas y bebidas.
    • Toxicidad: ninguna.
    E302
    • Ascorbato de Calcio.
    • Antioxidante de origen químico que no debe confundirse con la vitamina C natural
    • Alimentos: conservas, salsas y bebidas.
    • Toxicidad: ninguna.
    E303
    • Diacetato de Ascorbilo.
    • Antioxidante de origen químico que no debe confundirse con la vitamina C natural
    • Alimentos: conservas, salsas y bebidas.
    • Toxicidad: ninguna.
    E304
    • Palmitato de ascorbilo
    • Antioxidante de origen químico que no debe confundirse con la vitamina C natural
    • Alimentos: conservas, salsas y bebidas.
    • Toxicidad: ninguna.
    E306
    • Extractos de origen natural ricos en Tocoferol.
    • Vitamina E. Antioxidante de origen natural
    • Alimentos: Productos de dietética.
    • Toxicidad: Ninguna.
    E307
    • Alfa-Tocoferol sintético
    • Alimentos: Productos de dietética.
    • Toxicidad: ninguna.
    E308
    • Gama-Tocoferol sintético.
    • Alimentos: Productos de dietética.
    • Toxicidad: ninguna.
    E309
    • Delta-Tocoferol sintético
    • Alimentos: Productos de dietética.
    • Toxicidad: ninguna.
    E310
    • Galato de propilo
    • Antioxidante de origen químico.
    • Efectos aun desconocidos.
    • Toxicidad: Desconfiar y evitar en los niños.
    E311
    • Gelato de Octilo
    • Antioxidante de origen químico
    • En fuertes dosis provoca reacciones en la mucosa bucal.
    • Los alérgicos a la aspirina no deben tomarlo Puede producir dermatitis.
    • Se encuentra en grasas y aceites
    • Toxicidad: peligroso, evitar
    E312
    • Gelato de Dodecilo
    • Antioxidante de origen químico
    • En fuertes dosis provoca reacciones en la mucosa bucal.
    • Los alérgicos a la aspirina no deben tomarlo Puede producir dermatitis.
    • Se encuentra en grasas y aceites
    • Toxicidad: peligroso, evitar
    E320
    • Butilhidroxianisol o BHA
    • Antioxidante de origen químico.
    • Aumenta el colesterol, alergias.
    • Se acumula en el cuerpo y puede provocar tumores en el hígado. Potencial cancerígeno.
    • Se encuentra en grasas y aceites y purés de patatas.
    • Toxicidad: peligroso, evitar
    E321
    • Butilhidroxitol o BHT
    • Antioxidante de origen químico. Según la OMS produce atrasos en el crecimiento.
    • Aumenta el colesterol, alergias.
    • Se acumula en el cuerpo y puede provocar tumores en el hígado. Potencial cancerígeno.
    • Se encuentra en grasas y aceites y purés de patatas.
    • Toxicidad: peligroso, evitar
    E322
    • Lecitina
    • Fosfoaminolípido que se extrae de la clara del huevo o de la soja y actúa como emulsionante. Se utiliza en medicina para tratar la demencia senil.
    • Se encuentra en chocolates, leches en polvo y margarinas.
    • No presenta toxicidad alguna
    E325
    • Lactato de Sodio
    • Sal del ácido láctico
    • Se encuentra en productos de confitería y quesos fundidos.
    • No presenta toxicidad alguna
    E326
    • Lactato de Potasio
    • Sal del ácido láctico
    • Se encuentra en productos de confitería y quesos fundidos.
    • No presenta toxicidad alguna
    E327
    • Lactato de Calcio
    • Sal del ácido láctico
    • Se encuentra en productos de confitería y quesos fundidos.
    • No presenta toxicidad alguna
    E330
    • Ácido cítrico
    • Generalmente de origen químico.
    • Se emplea en bebidas gaseosas y "colas".
    • En casos aislados puede provocar urticaria y edemas de Quincke
    • Como todo ácido, en cantidades desorbitadas puede causar pequeñas úlceras en la membrana mucosa de la boca y puede erosionar los dientes.
    • Se encuentra en vinos, quesos y bebidas gaseosas.
    • No es tóxico, pero tampoco recomendable
    E331
    • Citrato de sodio.
    • Generalmente de origen químico.
    • Se emplea en bebidas gaseosas y "colas".
    • En casos aislados puede provocar urticaria y edemas de Quincke
    • Como todo ácido, en cantidades desorbitadas puede causar pequeñas úlceras en la membrana mucosa de la boca y puede erosionar los dientes.
    • Se encuentra en vinos, quesos y bebidas gaseosas.
    • No es tóxico, pero tampoco recomendable
    E332
    • Citrato de Potasio
    • Generalmente de origen químico.
    • Se emplea en bebidas gaseosas y "colas".
    • En casos aislados puede provocar urticaria y edemas de Quincke
    • Como todo ácido, en cantidades desorbitadas puede causar pequeñas úlceras en la membrana mucosa de la boca y puede erosionar los dientes.
    • Se encuentra en vinos, quesos y bebidas gaseosas.
    • No es tóxico, pero tampoco recomendable
    E333
    • Citrato de Calcio
    • Generalmente de origen químico.
    • Se emplea en bebidas gaseosas y "colas".
    • En casos aislados puede provocar urticaria y edemas de Quincke
    • Como todo ácido, en cantidades desorbitadas puede causar pequeñas úlceras en la membrana mucosa de la boca y puede erosionar los dientes.
    • Se encuentra en vinos, quesos y bebidas gaseosas.
    • No es tóxico, pero tampoco recomendable
    E334
    • Ácido tartárico
    • Se encuentra en mermeladas y bebidas gaseosas
    • No es tóxico
    E335
    • Tartrato de Sodio
    • Sal del ácido tartárico
    • Se encuentra en mermeladas y bebidas gaseosas
    • No es tóxico
    E336
    • Tartrato de potasio
    • Sal del ácido tartárico
    • Se encuentra en mermeladas y bebidas gaseosas
    • No es tóxico
    E337
    • Tartrato de sodio y Potasio
    • Sal del ácido tartárico
    • Se encuentra en mermeladas y bebidas gaseosas
    • No es tóxico

      Fuente: Ecoaldea