miércoles, 22 de abril de 2009

Los obispos de Estados Unidos declaran no cristiana la terapia Reiki

Como ya habrán tenido ocasión de comprobar, el Obispado de Estados Unidos -cualesquiera sea su denominación formal- ha entrado a saco en un campo escabroso: lo que es verdad y lo que condena a la muerte eterna.

Personalmente no vamos a entrar en el "reparto de bofetadas" que se está produciendo por todo el orbe, pues ya existen suficientes grupos y maestros mucho más doctos que nosotros dispuestos a entablar batalla. No. De hecho no nos gusta opinar sobre nadie, salvo que es "nadie" atente contra nuestro mundo. No.

Pero lo que sí queremos decirle a los obispos es que resulta lamentable comprobar cómo han cedido y se han hincado de hinojos ante lobbies farmacéuticos y médicos (aquellos a quienes crucificaban no hace mucho ellos mismos...)

A continuación les incluimos el artículo relacionado con la noticia. En color rojo añadimos nuestros comentarios:

Los obispos de Estados Unidos declaran no cristiana la terapia Reiki

Por lo cual estamos muy preocupados todos, tanto maestros y practicantes como pacientes y necesitados.

Denuncian su utilización en instituciones católicas

¿Quiere esto decir que, a partir de ahora, solamente van a utilizarse métodos "católicos" en dichas instituciones?

WASHINGTON, domingo, 10 abril 2009.- El Reiki, medicina alternativa japonesa, carece de credibilidad científica y está fuera de la fe cristiana, haciéndola inaceptable para las instituciones sanitarias católicas, indicaba la Conferencia Episcopal de Estados Unidos.

¿La misma credibilidad científica que tiene la Fe cristiana?

El 29 de marzo, la Conferencia publicaba las "Directrices para la Evaluación del Reiki como Terapia Alternativa", desarrolladas por su comité doctrinal, presidido por el obispo de Bridgeport, Connecticut, Mons. William Lori, y aprobadas por el comité administrativo el viernes 28 de marzo.
El documento observa que "la Iglesia reconoce dos clases de curación: la curación por la gracia divina y la curación que utiliza los poderes de la naturaleza", que "no se excluyen una a otra".

Entonces todo aquel que obtiene la curación mediante Reiki... ¿no lo está? ¿Y aquellos que la obtienen mediante medicamentos y/o aparatología? ¿Tampoco están curados?

El Reiki, sin embargo, "no encuentra apoyo ni en los descubrimientos de la ciencia natural ni en la fe cristiana", explicaba.

Comentario típico de alguien indocumentado que, para desgracia de sus propios feligreses, antes que aprender prefiere denostar...

Las directrices indican que esta técnica de curación "fue inventada en Japón a finales del ochocientos por Mikao Usui, que estudiaba los textos budistas".
El documento añade: "Según las enseñanzas del Reiki, la enfermedad es causada por alguna clase de disfunción o desequilibrio en la ‘energía vital' de uno. Un médico Reiki efectúa la curación colocando sus manos en ciertas posiciones sobre el cuerpo del paciente para facilitar el flujo del Reiki, la ‘energía vital universal', del médico Reiki al paciente".

Y es el Reiki el que ayuda a la curación, no quien impone las manos.


Curación espiritual

Justo lo que, salvando las distancias, hacían los antiguos maestros -entre ellos Jesucristo- y numerosos individuos que, con el paso del tiempo y un tribunal, lograron la consideración de "santos". Entonces, ¿nos han mentido a todos desde siempre?

Explica más adelante que la terapia tiene algunos aspectos de religión, siendo "descrita como una clase de curación ‘espiritual'", con sus propios preceptos éticos o "forma de vida".

Si se hubiesen tomado un mínimo tiempo para informarse, Usui sensei nunca le atribuyó ningún aspecto religioso al Reiki.

El Reiki "no ha sido aceptado por las comunidades científica y médica como una terapia eficaz", observaban las directrices. "Estudios científicos serios atestiguan que el Reiki carece de eficacia, así como de una explicación científica plausible sobre cómo pudiera llegar a ser eficaz".

Ciertamente todos los pacientes y necesitados que han recibido la ayuda del Reiki y han sanado en mayor o menor medida estarán muy compungidos ante la noticia... Estos estudios científicos son los mismos que, no hace tanto, negaban la existencia del sistema linfático? Vaya...

Tampoco la fe puede ser la base de esta terapia, afirmaban los obispos, puesto que el Reiki es diferente de la "curación divina conocida por los cristianos".

Lo cual nos preocupa mucho. O lo que es peor: tiran piedras contra su propio tejado, desautorizando la idea -suya- de que "Dios está en todas partes, todo viene de El y a El vuelve..."

Explicaban que "la diferencia radical se puede ver de forma inmediata en el hecho de que el poder de curación del médico Reiki está a disposición del ser humano". Para los cristianos, afirmaban, "el acceso a la curación divina se hace a través de la oración a Cristo como Señor y Salvador", mientras que el Reiki es una técnica que se transmite de "maestro" a alumno, un método que "según parece producirá los resultados previstos".

Transmitir la técnica y los conocimientos de maestro a alumno... ¡Qué horror! Pues ha resultado ser un método se perfecto funcionamiento desde que el mundo es mundo. La experiencia transmitida a aquel que no la tiene parece llevar funcionando miles de años...


Problemas insolubles

Las directrices establecen: "Para un católico creer en la terapia Reiki presenta problemas insolubles. En términos de curación de la salud física propia o de los demás, emplear una técnica que no tiene apoyo científico - ni incluso verosimilitud - es, por lo general, imprudente".

Se pillan los dedos y denostan todas las curaciones que puedan producirse en función de la "verosimilitud" de la técnica empleada... Interesante... Buscan el apoyo científico aquellos que quemaron a Miguel Servet. Aquellos mismos que atacan incesantemente a toda ciencia que ponga en duda cuanto ellos creen. Los mismos para quienes el estudio del cuerpo humano era herético y excomulgable. Muy curioso...

A nivel espiritual, el documento indica que "existen peligros importantes". Y explica: "Para usar el Reiki habría que aceptar, al menos de forma implícita, elementos centrales de la visión del mundo que subyace tras la teoría Reiki, elementos que no pertenecen ni a la fe cristiana ni a la ciencia natural".
"Sin justificación ni de la fe cristiana ni de la ciencia natural, por tanto, un católico que ponga su confianza en el Reiki estaría actuando dentro del ámbito de la superstición, esa tierra de nadie que no es ni fe ni ciencia".

La justificación, para ellos, siempre la han de buscar los demás. En su casa nadie la busca jamás. No obstante habría que recordarles que no tienen ni la más remota idea de lo que significa "ciencia natural", en tanto que no son capaces de vislumbrarla en una técnica que emplea la fuerza de la Naturaleza. Si eso es superstición, dígannos ustedes cuánta de esa misma superstición podríamos encontrar en otros ámbitos... y no queremos ni vamos a seguir por ese camino, porque nosotros sí respetamos aunque no sea recíproco el sentimiento.

"La superstición corrompe el culto a Dios volviendo hacia una dirección falsa los sentimientos y la práctica religiosa. Aunque en ocasiones la gente cae en la superstición por ignorancia, es responsabilidad de todos los que enseñan en nombre de la Iglesia eliminar tal ignorancia tanto como les sea posible".

Añadir tan solo que ya se han erigido en jueces y son ellos quienes dictan qué es y qué no es superstición. Estamos condenados de antemano. ¡Lástima! Las cosas llevan el mismo camino desde hace 2.000 años y no parece que vayan a cambiar... Qué triste es ver cómo se corrompe la idea del Libre Albedrío y de la Libertad...

El documento concluye, "puesto que la terapia Reiki no es compatible ni con la enseñanza cristiana ni con la evidencia científica, no sería apropiado que instituciones católicas, como establecimientos sanitarios católicos y centros de retiros, o personas que representan a la Iglesia, como capellanes católicos, promuevan o proporcionen terapia Reiki".

"Las cosas han de ser como yo diga". Siguen sin encontrar a Dios entre los pucheros. Pero claro, si ni siquiera son capaces de tener delante a los Hermanos Franciscanos, que son quienes realmente viven y representan el verdadero espíritu y la esencia del Cristianismo... ¿qué se puede esperar de ellos?

Oscurantismo.

Solamente yo te puedo salvar... y Dios solo está de mi parte...

Pues que les aproveche. ¿Para cuándo la excomunión?

Un saludo.

p.d. estos son los mismos que han colocado una webcam en la tumba de Juan Pablo II... todo muy de acuerdo con la doctrina cristiana y la ética...

martes, 21 de abril de 2009

Recibido: los "lobbies" atacan de nuevo



En España, nuevamente, se está produciendo otro ataque a las medicinas complementarias, y en esta ocasión es la HOMEOPATÍA.


Lo que está sucediendo es que el Ministerio de Sanidad (por interés de las multinacionales farmacéuticas) va a publicar una Orden Ministerial que, de forma casi segura, acabará con la homeopatía en este país.


El modo de hacerlo es cobrar unas tasas muy elevadas para cada remedio homeopático que existe, de tal modo que, al no poder pagarlo los laboratorios que los fabrican (tendrían que pagar varios cientos de millones de euros) desaparecerían de las farmacias ( que es donde se vende la homeopatía).


Una vez más, la industria farmacéutica, no puede soportar ver cómo deja de ingresar millones de euros porque la gente se trate con otras medicinas igual o más eficaces y sin apenas efectos secundarios.


Por todo ello, pido vuestra colaboración con la campaña de firmas que los profesionales del sector han iniciado en la página http://www.homeopatia-si.es/ En ella podréis además, ver la Orden Ministerial que quieren sacar y las alegaciones que se presentan contra esa ley.


Por la gravedad del asunto, OS RUEGO QUE LO PASÉIS A TODOS VUESTROS CONTACTOS.

Cuantas más firmas, más presión podremos hacer.

¡¡Gracias!!


Gracias a nuestra amiga Susana por esta información